Las estrellas del cine ponen el broche de oro a la 55º edición del Festival de Cannes

by hola.com Con la gala de entrega de los premios del festival de Cannes se puso el broche de oro a la 55º edición del certamen cinematográfico de la Costa Azul. El director franco-polaco Roman Polanski fue el ganador de la codiciada Palma de oro gracias a su película El pianista que narra la vida en un campo de concentración nazi, un filme con matices autobiográficos ya que su madre falleció en Auschwitz.

El glamour de la Riviera
A Polanski, acompañado en todo momento de su bella esposa, la actriz Emmanuel Seigner , le entregó el premio Juliette Binoche y agradeció el reconocimiento con un corto discurso en el que destacó: ""Me siento muy honrado porque este premio es también un galardón para Polonia".

La gran noche del cine en la Riviera francesa tuvo, además de los premiados, a otros protagonistas que realzaron la gala con su magnífica elegancia. Antonio Banderas y Melanie Grifftih, Almodóvar y Paz Vega -que lucía un sugerente vestido transparente-, Michael Douglas y Andie MacDowell aportaron el glamour que siempre ha caracterizado a las estrellas de la gran pantalla.

Los premiados
Las decisiones del jurado se caracterizaron por la diversidad, tanto en el estilo de las películas premiadas como en el reflejo de distintas culturas y nacionalidades. El presidente del jurado, el director norteamericano David Lynch, y el resto de sus miembros, las actrices Sharon Stone y Michelle Yeoh, el realizaor franco-chileno Raoul Ruiz, la indonesia Christine Hakim, el danés Billie August, el francés Claude Miller, el brasileño Walter Salles y el francés Regis Wargnier, galardonaron al cine coreano, finlandés estadounidense y franco-polaco.

Así, el Gran Premio del Jurado recayó en El hombre sin pasado, del realizador finlandés Aki Kaurismaki, el Premio del 55º aniversario fue para el documentalista estadounidense Michael Moore por Bowling for Columbine y la película palestina Intervención divina de Elia Suleiman mereció el Premio del Jurado.

El premio al mejor realizador se concedió ex aequo a Paul Thomas Anderson por Punch-drunk love y al coreano Im Kwon-Taek por Ebrio de mujeres y de pintura. Mientras que los de mejor actriz y mejor actor fueron para la británica Kati Outinen por El hombre sin pasado y Olivier Gourmet por su brillante interpretación en el largometraje de los hermanos Luc y Jean -Pierre Dardenne.

Más sobre: