Adriana, la hija actriz del diseñador Adolfo Domínguez

by hola.com Ser la imagen de la firma de moda de su padre es algo plenamente circunstancial para ella. Y es que, Adriana Domínguez, hija del famoso diseñador Adolfo Domínguez, tiene claro que el mundo de la interpretación, y no el de la moda, es lo suyo.
A sus 25 años, la joven, nacida en Orense al igual que su progenitor, acaba de debutar en el largometraje El sueño de Ibiza -aunque ya había participado en varios cortos: Modigliani, Time, Music Clip y Nobody Belogs Anywhere- y su recibimiento ha sido tan bueno, que ya estudia varias ofertas como protagonista.

Una educación exquisita
Su formación, al igual que su cara, es exquisita. La educación de Adriana pasa por los mejores internados de Suiza, Alemania en Inglaterra, una licenciatura en Empresariales en la Escuela Superior de Comercio de París y otra en Empresariales Internacionales en ICADE en Madrid.

Por si fuera poco, una vez que finalizó la Universidad, y después de haber trabajado en un banco y en un hotel de París en el área de marketing, empezó a dar forma a su sueño, dedicarse al cine.

Por ello no dudó en trasladarse a Nueva York para estudiar dirección en la prestigiosa escuela New York Film Academy, pero terminó delante de las cámaras ante la insistencia de sus profesores de que probara a desarrollar sus aptitudes como actriz. Adriana se tomó muy en serio su consejo y se matriculó en el famoso instituto Leo Strasberg, donde evolucionó tan rápidamente que pasó a las clases profesionales en tan sólo seis meses -el tiempo estimado son dos años-.

Canta, baila y le gusta pintar
En Estados Unidos recibió algunas ofertas para interpretar papeles, pero ella prefirió empezar en España, donde no tardó en encontrar su oportunidad. Tan sólo cuatro castings fallidos y consiguió el papel de Chica en El sueño de Ibiza frente a otras actrices con más nombre.

Segura de sí misma, Adriana Domínguez sabe lo que quiere, asegura que su única preocupación es ser honesta consigo misma y con el público. Su actriz favorita es Meryl Streep, le gusta pintar, leer y la música -canta y baila-, en particular la clásica, el ambient y el funk.

Más sobre: