Melanie Griffith dice que su marido hará que la 'vigilen' cuando estén separados

Desde que Melanie Griffith y Antonio Banderas se encontraran, durante el rodaje de Two Much, dirigida por el español Fernando Trueba en 1996, mucho se ha escrito sobre esta pareja atípica que, sin embargo, demuestra constantemente el cariño y respeto que se profesa.

En tono de humor
Las últimas declaraciones de la actriz, para una cadena de televisión norteamericana, han sorprendido a todos. Sin faltarla un toque de humor, Melanie Griffith ha asegurado que su marido la ha amenazado con contratar un detective para que la vigile, mientras están separados.

Parece ser que Antonio Banderas podría adoptar esta postura preocupado por los coqueteos de su mujer con el mundo del alcohol y de las drogas. Como la actriz declaró en el mismo programa de televisión: "Yo era una niña muy tímida y necesitaba algo para romper con eso. Ahí llegó la bebida y me pareció fabuloso porque con la bebida me soltaba. Con la cocaína era mucho mejor y, además, me decían que no era mala". Con quince años, la hija de la mítica Tippi Hedren, se fue a vivir con el actor Don Johnson y junto a él se aficionó a "fumar porros. Me gustaba porque me sentía bien. Pero después me juré no volver a hacerlo".

Antonio preocupado por su mujer
Recientemente Melanie Griffith se marchó unas semanas a París para rodar una película. El actor español se preocupó por tenerla durante tanto tiempo lejos, en una ciudad llena de bares y discotecas: "Antonio me dijo que si se me ocurría ir a un bar de esos o de striptease me mataría y, además, se divorciaría de mí". Detrás de estas declaraciones, y atendiendo al tono informal y humorístico con que la actriz las realizó, se esconde la preocupación de Antonio Banderas por su mujer.

Cuando nació el amor, en 1996, supieron que no lo iban a tener fácil. Melanie confesó que "me enamoré de Antonio enseguida. Fue un flechazo". Sin embargo, "cuando me preguntó mi edad le mandé a la mierda, pero luego empezó a conquistarme y es muy romántico". Tanto que su principal preocupación es mantener a la actriz fuera de un mundo, el de las adicciones, que ya la provocó mucho dolor durante su adolescencia y juventud.

Más sobre: