Numerosas rostros del cine se dan cita en el Festival de Málaga

El Festival de Cine Español de Málaga se consolida, en su quinta edición, como uno de los más destacados de nuestro país, sobre todo teniendo en cuenta las películas a concurso así como el goteo de rostros conocidos de la escena española que se están dejando ver estos días por la localidad andaluza. Así, vimos a Jordi Mollá, quien presentó No somos nadie, su debut tras las cámaras, con su equipo de actores, entre los que está la veterana Florinda Chico. El filme fue presentado en el escenario por una Maribel Verdú con nueva imagen.

También en días pasados se vio al realizador Emilio Martínez Lázaro, escoltado por algunos de los protagonistas de su filme El otro lado de la cama, un musical con aire de comedia de enredo romántico en el que participan, entre otros, Ernesto Alterio, María Esteve y Guillermo Toledo y que ha sido recibido con entusiasmo. Javier Bardem ha sido uno de los actores que más flashes ha provocado el pasado fin de semana.

Por su parte, Gabriele Salvatores, el primer ganador de un Oscar (se alzó con la estatuilla por Mediterráneo en 1992) que acude al Festival de Málaga, presentó Amnesia, una coproducción hispano-italiana hablada casi por entero en éste último idioma -aunque participan en ella Juanjo Puigcorbé, Antonia San Juan, Rubén Ochandiano y María Jurado-.

Homenaje a Adolfo Marsillach
Pero, este año, el Festival de Cine Español de Málaga ha servido también para que la gran pantalla ofreciera su particular homenaje al recientemente desaparecido Adolfo Marsillach, así como para premiar a Ángela Molina por el conjunto de su carrera. Adolfo Marsillach, como dijo ayer su hija Cristina, fue ante todo "un actor que en el teatro se sentía como pez en el agua y en el cine siempre se encontró con limitaciones". El certamen ha preparado un retrospectiva que agrupa cuatro títulos, Esquilache, El largo invierno, Policía al habla y Sesión Continua.

Ángela Molina, premio a su trayectoria
Por su parte, Ángela Molina no pudo reprimir su emoción al recibir el primer Premio Málaga del citado certamen en reconocimiento a toda su trayectoria artística. La actriz aseguró respecto a su trabajo que "estaba predestinada para hacer esto porque no sé dónde empezó todo, y toda mi vida he estado con el público". Da la casualidad que su hermano, Miguel Molina,que triunfa junto a Ana Obregón en la serie, Ana y los siete participa en una de las películas presentadas, Bestiario, de Vicente Pérez Herrero y Carlos Bardem.

Más sobre: