Nicole Kidman llevó a su hijo Connor a ver un partido de baloncesto

Buena actriz y excelente madre. Nicole Kidman compagina a la perfección su papel de estrella de la gran pantalla y el glamour del que hace gala en sus apariciones públicas con su faceta más tierna y sensible, la maternidad.

Cuando se apagan las luces del plató y quedan de lado los zapatos de tacón, las joyas espectaculares y los modelos más exclusivos, la actriz australiana dedica el mayor tiempo posible a sus dos hijos, Isabella y Connor, adoptados durante su matrimonio con Tom Cruise.

En esta ocasión se pudo ver a la pelirroja estrella junto al pequeño de siete años en un partido de baloncesto que enfrentaba al equipo local, Los Angeles Lakers, y al equipo de los Utah Jazz. Connor, que siguió con gran atención e interés el encuentro -en el que finalmente resultaron vencedores Los Angeles Lakers por 112 puntos a 82-, no se separó ni un minuto de Nicole Kidman, a la que abrazó cariñosamente en varias ocasiones.

No es la primera vez que el equipo local de baloncesto convoca en las gradas de su estadio a rostros conocidos de la gran pantalla, por ejemplo, el actor Jack Nicholson es uno de su más fervientes seguidores y no es extraño verle, como un espectador más, animando a los jugadores.

Más sobre: