Meg Ryan

Rostro dulce, ojos chispeantes y sonrisa pícara, Meg Ryan, a sus cuarenta años, parece tener el secreto de la eterna juventud. Reina por excelencia de las comedias románticas, la protagonista de French Kiss sorprendió recientemente cuando aseguró que va a intentar cambiar de registro. No queda claro si se trata de una estrategia publicitaria o si realmente lo hará, pero el anuncio coincidió con la llegada a las pantallas de su nueva película, Kate&Leopold, una cinta evidentemente romántica en la que interpreta a una ejecutiva que se enamora de un duque del pasado que, sin saber cómo, ha ido a parar al Nueva York de hoy en día.

Su primer papel fue como hija de Candice Bergen en Ricas y famosas, aunque fue el filme Cuando Harry encontró a Sally, junto a Billy Crystal, la que la entronó como diosa de las comedias. Ha formado pareja cinematográfica con Kevin Kline, con Matthew Broderick y con Nicolas Cage aunque, si hay que asociar su carrera a algún actor, ese es sin duda Tom Hank, junto al que ha participado en cintas como Joe contra el volcán, Algo para recordar y Tienes un e-mail. Por supuesto, no hay que olvidar tampoco a Russell Crowe, al que conoció durante el rodaje de Prueba de vida y con el que inició un sonado romance que acabó con su matrimonio con Dennis Quaid.

Más sobre: