Tom Cruise y Penélope Cruz, el final de un romance de película

by hola.com La aparición de Tom Cruise sobre el escenario del Kodak Theatre en la entrega de los Oscar el pasado 24 de marzo, serio, más delgado y con barba de cuatro días, generó todo tipo de especulaciones, suscitó una de las cuestiones más comentadas de la noche -¿dónde estaba Penélope Cruz?- y avivó los rumores sobre una posible crisis de la pareja.

Y, lo cierto es que el desarrollo de los acontecimientos puede hacer pensar que el protagonista de Misión Imposible y la bella actriz española se han tomado tiempo de reflexión en su relación.

Por un lado hace tiempo que la pareja no se deja ver en público y, aunque cuando estuvieron en España presentando Vanilla Sky nada parecía presagiar su distanciamiento, lo cierto es que varios medios de comunicación internacionales, como el periódico británico Daily Star, apuntan a que los problemas podrían haber surgido antes. Y por otro, el hecho de que Penélope Cruz comprase recientemente un apartamento en Nueva York y su aparición hace algunos días en el Festival de Cine de París junto a Pedro Almodóvar pero sin Cruise, ha provocado toda clase de rumores.

Uno de los motivos que podría haber influido en el distancimiento de la pareja apunta a la buena relación que el actor estadounidense mantiene con su ex mujer, Nicole Kidman. De hecho, Tom Cruise, que durante las pasadas Navidades permaneció unos días en Sydney -donde la protagonista de Moulin Rouge pasaba sus vacaciones en un exclusivo balneario- mientras que Penélope Cruz volvió a Estados Unidos tras la presentación del filme en el que se conocieron, hizo una aparición fugaz en los Oscar y se marchó rápidamente para no ensombrecer a Nicole Kidman, candidata a una estatuilla, no sin antes afirmar, a través de su representante su deseo de que tuviera buena suerte.

Por el momento no ha habido confirmación oficial por parte de ninguno de los dos protagonistas aunque el rotativo Daily Star menciona a los amigos del actor, de 39 años, para afirmar que está muy triste y que ha decidido recluirse en su casa de Los Ángeles. Por otra parte, parece que Penélope Cruz podría haber abandonado la vivienda que compartía con su novio y podría haber viajado a Madrid para recibir el apoyo de su familia en estos difíciles momentos.

Todos lo datos pueden hacer pensar en el final de un romance de película que se inició en el rodaje de Vanilla Sky y que traspasó la gran pantalla: un amor que les conviertió en ‘la pareja de Hollywood’ y que ha llenado la página de periódicos y revistas durante meses.

Más sobre: