Una agitada vida sentimental

by hola.com Imagen de Revlon, admiradora del diseñador Valentino -aunque para la ceremonia de los Oscar lució un espectacular modelo de Elie Saab- y de París, amante del deporte, de las muñecas de porcelana y del arte africano, Halle Berry atraviesa sin duda su momento más dulce, tanto en lo profesional como en lo personal.

Problemas de salud y con la justicia
Sin embargo, para llegar hasta donde está, ha tenido que superara varios problemas de salud -es diabética, enfermedad que le fue diagnosticada cuando tenía 22 años y que le ha costado más de un susto (entró en coma durante el rodaje de un capítulo de Living Dolls) y algunos episodios que ayudaron a enturbiar su nombre, como su implicación en el año 2000 en un accidente de tráfico provocado por ella -se saltó un semáforo en rojo y colisionó con otro vehículo cuyo conductor se rompió la muñeca- del que se dio a la fuga. Reconocida su culpabilidad, la deuda de la actriz se saldó con una multa de 13.500 dólares (aproximadamente 15 mil euros) y 200 horas de trabajo para la comunidad.

Dos matrimonios y un sonado divorcio
Relacionada sentimentalmente con Wesley Snipes, Eddie Murphy o Spike Lee, en 1991 perdió el 80 por ciento de la audición del oído izquierdo a consecuencia de una paliza que la propinó su novio de entonces -ella nunca ha confirmado quién fue-. En 1992 contrajo matrimonio con la estrella de béisbol americano del equipo de los Atlanta Braves, David Justice. La pareja protagonizó un sonado divorcio, con acusaciones de violencia doméstica incluidas, cuatro años después -la actriz llegó a reconocer en 1997 que había pensado en quitarse la vida tras su divorcio-. Actualmente Halle Berry está casada desde hace poco más de un año con el músico Eric Benét, padre de una niña de 10 años llamada India fruto de una relación anterior.
inicio

Más sobre: