El afán de superación

by hola.com Abandonada por su padre
Fuertemente comprometida en las causas de la comunidad afroamericana, Halle Berry vivió desde muy pequeña la discriminación racial, que sólo aumentó su afán de superación. Nacida en Cleveland (Ohio, Estados Unidos), es hija de un matrimonio mixto; su madre, enfermera retirada, es ciudadana británica blanca y su padre, Jerome Berry que abandonó a la familia cuando Halle sólo tenía cuatro años, era un hombre de color que trabajaba como auxiliar sanitario.

Cuando se quedó sola, la madre de la actriz se trasladó con sus dos hijas, Halle y Heidi, la mayor, a Bedrofd, un suburbio de Cleveland y las matriculó en el Cuyahoga Community College, de alumnado blanco.

Perfecta estudiante, editora del periódico y presidenta de su clase en el instituto
Fueron años duros en los que la protagonista de Operación Swordfish, consciente de su diferencia y su belleza, no bajó nunca la guardia, según sus propias palabras: "Me preparé para luchar como una mujer afroamericana en una industria dominada por hombres blancos y siendo demasiado guapa para que me tomasen en serio". Y así, no sólo logró convertirse en una de las alumnas más destacadas, sino que fue jefa del grupo de "cheerleaders" (animadoras), editora del periódico y presidenta de su clase. Además, fue la primera reina del baile de color de su instituto, título que logró en su último curso.
siguiente

Más sobre: