Sting y Paul McCartney iluminan la gala de los Oscar

Randy Newman se lleva el Oscar a la Mejor Canción Original

Guitarra española en mano, Sting inició las actuaciones de los músicos que habían sido nominados a la Mejor Canción Original. El carismático músico inglés regaló parte del tema Until de la banda sonora de Kate and Leopold. Paul McCartney, otro de los más grandes músicos británicos de todos los tiempos, zurdo y con su peculiar manera de tocar la guitarra, interpretó Vanilla Sky. El señor de los anillos tuvo presencia en esta categoría con el tema May it be, música y letra de Enya. Además, la balada de Pearl Harbor dio glamour a una categoría especialmente cuidada.

Se llevó el Oscar, con un emoción no exenta de ironía, el veterano Randy Newman. Tras dieciséis nominaciones, la canción It did’t have you de Monstruos ha roto la maldición de un músico que "veía cada nueva gala como una humillación". Le acompañó a la hora de interpretar el tema el genial actor John Goodman. Una prueba evidente del dicho castellano "quien sigue lo consigue". Nunca el tío Oscar fue tan esperado.

Más sobre: