Almodóvar: ‘No creo que a ninguna chica le quede el traje de luces como a Rosario'

Amable, simpático, dicharachero y chispeante, Pedro Almodóvar conquistó a la prensa en la presentación de su nueva película, Hable con ella en Barcelona, una ciudad que le tiene embrujado: "Quiero volver a rodar en Barcelona. A ver si fuerzo el próximo guión para que sea así. Es como un amor que tienes aparcado, pero al que seguro que algún día va a volver. Mientras el alcalde de Madrid está dejando la ciudad cada vez más fea".

El filme, que llegará a las pantallas el próximo 15 de marzo, supone el retorno del realizador después de haber alcanzado la gloria internacional gracias a Todo sobre mi madre. Hable con ella es drama que busca, sobre todo, la emoción del espectador y que gira "alrededor de la comunicación y de la incomunicación". El inicio, un teatro. Causalmente allí coinciden un enfermero, interpretado por Javier Cámara y un escritor, interpretado por el actor argentino Dario Grandinetti. Tiempo después, ambos coinciden en una clínica donde están internadas dos mujeres en coma, una bailarina, Leonor Watling y una torera, Rosario Flores. "Quería hablar de la comunicación y de la incomunicación. Y de la soledad. Y de la larga convalecencia de las heridas provocadas por la pasión". "En esta película hay sonrisas, alguna risa, pero no es una película cómica, es muy dramática, casi dolorosa", afirmó ayer el cineasta: "No se si es por mi vida, que estoy envejeciendo, o porque la televisión es muy mala, pero por algo hago historias más graves".

‘Rosario en la plaza era la hija de Manolete’
Almodóvar se mostró genial arropado por su hermano y mano derecha, Agustín, y por los actores del filme, a excepción de la pequeña de los Flores, que no pudo estar presente. Bromeó, hizo reír a los presentes y centró toda la atención, tanto, que fue el protagonista absoluto de la rueda de prensa. Por supuesto, el director manchego sólo tuvo buenas palabras para sus actores: "Aunque es algo feo de decir, escogí a las dos actrices por su físico. Leonor era la Bella Durmiente de la clínica El Bosque. Quería un cuerpo en su esplendor. Y necesitaba que tuviera alguna idea de danza y ella había estudiado baile. Rosario estaba condenada desde el principio. No creo que haya ninguna chica a quien le quede tan bien el traje de luces. No hay nada más delator que el vestido de torera. Rosario en la plaza era la hija de Manolete".

‘Antonio Banderas no lloraba bien’
Para rodar las escenas de Rosario ante los toros "utilizamos la técnica digital para insertar la cabeza de ella en el cuerpo del torero. Para ello, antes tuvo que rodar la escena exactamente igual que el torero. Con los avances digitales se puede hacer todo. Leonor es mona porque está aquí, pero si me ves por televisión convertido en negro, chino o más delgado, no te fíes porque puede ser producto de algún efecto". En cuanto al hecho de que cada vez hay más personajes masculinos en sus películas, el realizador afirmó: "Yo no programo ni calculo mi próxima película, pero sí es cierto que últimamente hay más hombres en mis películas. Abundan los personajes masculinos y con los hombres me salen más tragedias que comedias. He trabajado con grandes actrices lloronas. Antonio Banderas no lloraba bien pero era inmenso en la emoción seca. Y Darío es el actor que mejor ha llorado".

Más sobre: