Russell Crowe

by hola.com
Su rostro se ha convertido en habitual entre los nominados de las últimas ediciones de los Oscar. En el año 2000 se quedó a las puertas de conseguir la estatuilla al mejor actor por su trabajo en El dilema; el 2001 fue, sin duda, su año, logrando arrancarse la espinita y alzándose con el preciado galardón tras haber conquistado al público, además de Germania luchando para Marco Aurelio, en la piel del general Máximus Decimus en Gladiator, el filme con el que Ridley Scott -también nominado este año por Black Hawk derribado- resucitó el género del peplum. Después de que su trabajo en L.A. Confidential le abriese las puertas de Hollywood, el actor neocelandés ha logrado ganarse el aprecio de público y crítica. En esta ocasión, se mete en la piel del premio Nobel y genio matemático John Forbes Nash y en su lucha contra la esquizofrenia. Gracias a su interpretación, Russell Crowe se perfila, nuevamente, como uno de los favoritos. Si los miembros de la Academia han apostado por él, Russell Crowe se convertiría en el tercer actor (tras Spencer Tracey y Tom Hanks) en conseguir dos Oscar al mejor actor en dos años consecutivos.

Más sobre: