Elijah Wood

Cuando tan sólo tenía ocho años, sus inmensos ojos azules conquistaron al público. Ahora, a sus casi 21 (los cumplirá el próximo 28 de enero), Elijah Wood, el que fuera en su día uno de los niños-actores más solicitados del momento -aunque eclipsado en cierta medida por la fama de Macaulay Culkin, con el que compartió cartel en El buen hijo-, ha conseguido el espaldarazo definitivo a su madurez artística.

Con el personaje de Frodo Bolsón, ha demostrado que ha podido con la difícil transición que ha supuesto para algunos convertirse en un actor habiendo sido antes un niño de Hollywood (el mismo Macaulay Culkin, o Drew Barrymore, son ejemplos de esto): "Creo que tratar de adivinar ahora si yo me parezco o no a Frodo sería absurdo, cada uno tiene su interpretación personal de la historia y sus personajes y estoy muy agradecido de que contaran conmigo".

Más sobre: