Cate Blanchett

Cuando se dio a conocer para el gran público, el rostro de Cate Blanchett ya había aparecido en varias producciones cinematográficas. Pero sin duda, fue la magistral interpretación de la reina Isabel I en la película Elizabeth la que le valió, no sólo una nominación al Oscar -que no pudo llevarse a casa porque fue Gwyneth Paltrow la agraciada con el galardón- sino también el reconocimiento de los espectadores. Trabajos como el papel de Meredith en El talento de Mr. Ripley vinieron a consagrar una carrera que ya es del todo imparable.

Nació en Melbourne hace 32 años, en el seno de una familia de clase media y tuvo una infancia feliz, a pesar de que su padre murió cuando tan sólo tenía diez años.

Más sobre: