Cuando han alcanzado la fama y se han convertido en lo que a todo el mundo le gustaría ser, puede resultarles difícil saber en quien confiar. Por ello, alguno de los actores más célebres de Hollywood tienen un especial trato con sus mascotas, demuestran un amor incondicional hacia ellas como si se trataran de sus mejores y más fieles amigos. Es el caso de Charlize Theron, que siempre que puede, acude a cualquier sitio acompañada de su perro, un cocker canela. Incluso ha llegado a ser premiada con el Peta Humanitarian Award por su gran contribución a la defensa de los animales.

Del mismo modo, la protagonista del El Diario de Bridget Jones, Renee Zellweger, adora a los perros. Su mascota, Dylan, se ha convertido en su acompañante fiel y sus amigos la llaman de un modo gracioso "la mujer perro", porque no se separa de él ni un momento. "Crecimos juntos", declara la actriz que se enamoró de Dylan en una perrera de Austin cuando todavía era un cachorro.

Brad Pitt es otra de las celebridades que considera al perro como el mejor amigo del hombre. El gran amor que el actor siempre ha sentido por la Naturaleza y los animales, le llevaron a intervenir como presentador y narrador de Growing Up Grizzly, una película de una hora de duración que ha sido filmada en una reserva natural del Estado de Utah. En su mansión de Hollywood, el actor tiene una colección de animales salvajes, cerca de 40 camaleones y dos perros, a uno de ellos lo recogió en Argentina durante el rodaje de Siete años en el Tibet.

Amanda Holden, Courtney Cox y David Arquette, entre otros, también se consideran grandes amantes de los animales, en especial de los perros.

Más sobre

Regístrate para comentar