Hugh Grant viajó a Los Ángeles para reunirse con Liz Hurley

Durante trece años Liz Hurley y Hugh Grant formaron una de las parejas más admiradas del mundo del espectáculo. Ella, modelo y actriz, está considerada una de las mujeres más atractivas del momento y él, actor de reconocido prestigio, ha conquistado a miles de admiradoras con su aire despistado. Haciendo gala de su belleza, Hurley ha paseado su espectacular anatomía por numerosas fiestas de la mano del protagonista de Cuatro bodas y un funeral. La ruptura de su noviazgo, hace más de un año, no supuso el fin de su relación, muy al contrario ayudó a que se forjara una intensa amistad entre ellos. Y así lo han venido demostrando en los últimos meses; siempre que se han necesitado han estado ahí el uno para el otro, tanto es así que, en más de una ocasión, se ha hablado de una posible reconciliación.

Unidos por una gran amistad
Si hace unos meses fue la protagonista de Al diablo con el diablo quien estuvo cerca del actor ayudándole a mitigar la dolorosa pérdida de su madre, ahora ha sido él quien ha apoyado a Liz en el momento agridulce que está atravesando. Por un lado, la guapa británica, que el pasado 10 de junio cumplió 36 años, vive una dulce etapa ya que espera su primer hijo para el mes de abril -hizo Liz Hurley hizo pública la noticia de su embarazo hace unos días a través de un escueto comunicado-. Por otro, sin embargo, podría haberse distanciado del padre de su hijo, el productor de cine Stephen Bing. Según se ha publicado en varios medios de comunicación, mientras que la actriz anunciaba la buena nueva, el magnate estadounidense, heredero de una gran fortuna familiar -su padre, Peter Bing, de 67 años, es uno de los hombres más ricos de América-, estaba en California. Y en la primera revisión ginecológica a la que acudió en ‘St John and St Elizabeth Hospital’ fue Hugh Grant quien estuvo a su lado.

Rumores sobre un posible distanciamiento
Los rumores sobre la ruptura de Liz Hurley y Stephen Bing se dispararon cuando el periódico News of the world afirmó que el magnate no quería niños, por lo que se habría enfurecido al conocer la noticia del embarazo. A esto se unió la afirmación de que la actriz quería que su ex novio, Hugh Grant, desempeñara un papel importante en la vida de su bebé, que se llamará Hugh como él si es chico. Al parecer, Elizabeth Hurley, dispuesta a aclarar la situación con el padre de su hijo, viajó hace unos días a Los Ángeles para hablar con él sobre el futuro del niño. Horas antes de su llegada a la ciudad californiana, Stephen Bing, de 35 años -se le ha relacionado con Gwyneth Paltrow, Uma Thurman y la modelo Caprice-, puso rumbo a las Vegas en su jet privado, donde estuvo con Mick Jagger, haciendo así caso omiso de la situación.

Hugh Grant viajó a Los Ángeles
Quién acudió al rescate de la bella actriz no podía ser otro que Hugh Grant, la persona que ha estado a su lado en todo momento desde que se conocieron en 1987 en España durante el rodaje de Remando al viento. El protagonista de El diario de Bridget Jones viajó a Nueva York en el Concorde -fue testigo, junto a Paul McCartney y Sarah Ferguson del accidente del avión que cayó sobre Queens- y de ahí a Los Ángeles. Una vez en la ciudad californiana, la pareja aprovechó para comer, junto a un amigo, en el conocido restaurante Morton’s, uno de los más famosos de la exclusiva zona de Beverly Hills.

Más sobre: