Tom Cruise y Nicole Kidman llegan a un acuerdo amistoso sobre su divorcio

El actor y Nicole Kidman han llegado a un acuerdo amistoso sobre la custodia de sus hijos y sobre el reparto de su fortuna

Los días de trueno para Nicole Kidman y Tom Cruise parecen haber llegado a su fin. La que fuera una de las parejas más admiradas del mundo del espectáculo ha alcanzado un acuerdo amistoso sobre la custodia de sus dos hijos adoptivos, Isabella, de ocho años y Connor, de seis, y sobre el reparto de la gran fortuna que poseen, según informaron ayer sus respectivos abogados. Con este pacto, cuyos detalles han sido mantenidos en secreto, finalizan diez meses de enfrentamiento entre la estrella de Moulin Rouge y el protagonista de Misión Imposible que, el pasado febrero, sorprendían al mundo del espectáculo con la noticia de su separación tras diez años de matrimonio.

De acuerdo por el bien de sus hijos
Los letrados de Nicole Kidman y los de Tom Cruise emitieron un comunicado conjunto después de que el miércoles por la tarde se alcanzara el trato en la Corte Superior de Los Ángeles -ninguno de los dos estuvo presente en el juzgado-. En dicha declaración se especifica que ambos actores "han llegado a una resolución amistosa sobre todas las cuestiones. Y lo han hecho para asegurar que los intereses de sus hijos queden protegidos". Y continúa: "Los términos y las condiciones de su acuerdo son confidenciales. Quedarán como amigos cercanos".

Nicole Kidman y Tom Cruise están divorciados oficialmente desde el pasado 8 de agosto, después de que un juez de los Ángeles aceptara una petición para agilizar los trámites y firmara los documentos necesarios. Aún así han tenido que pasar unos meses -la primera vista para tratara la custodia y los bienes se fijó para el 4 de octubre- para que todo llegase a buen fin.

‘Somos una familia y vamos y a criar a los niños juntos’
A pesar de que los términos del acuerdo de divorcio de la que fuera una de las parejas más envidiadas de Hollywood se han mantenido en secreto, en una entrevista concedida por Tom Cruise a un medio de comunicación estadounidense, el actor ha confirmado que van a criar a los niños juntos, lo que hace pensar que la custodia de los dos hijos del matrimonio, Isabella y Connor, será compartida: "Somos una familia y vamos a educar juntos a los niños. Ahora somos unos padres que están separados pero todavía hay mucho amor y respeto. Queremos a nuestros hijos y los criaremos juntos".

Fin a meses de polémica
Con sus cariñosas palabras, el protagonista de Minority Report, película que ha rodado a las órdenes de Steven Spielberg, ha puesto fin a la polémica que le enfrentaba a Nicole -en agosto hizo público su romance con Penélope Cruz- y que ha ocupado durante meses las portadas de los rotativos. El actor esquivó los rumores aparecidos recientemente en algunos medios sobre una posible boda con la protagonista de La mandolina del capitán Corelli: "No voy a casarme otra vez. No siento así. Soy muy romántico y optimista" y añadió: "Nic y yo pasamos momentos extraordinarios juntos, siempre la querré y nunca la olvidaré".

El divorcio en cifras
En cuanto a las cifras del divorcio, no se sabe como se repartirán los bienes de la pareja, entre los que se cuentan varias viviendas, un apartamento en Manhattan, valorado en 400 millones de pesetas, una extensa propiedad de tierras en Colorado valorada en aproximadamente 1.900 millones de pesetas -al parecer y según se publicó hace unos meses Tom Cruise quería estas propiedades-, la gran mansión de Beverly Hills, de mas de casi 2 mil millones de pesetas y la casa de Sydney. También está en juego el jet Gulfstream IV (unos 12.500 millones de pesetas) y una avioneta, Beechcraft Baron valorada en casi 200 millones de pesetas. Por otra parte, la fortuna personal de Tom Cruise, según la revista Fortune se calcula en unos 250 millones de dólares (casi 50 mil millones de pesetas).

Más sobre

Regístrate para comentar