Suspendida la subasta del collar lucido por Nicole Kidman en 'Moulin Rouge'

by hola.com Demasiado valioso para desprenderse de él. Eso es lo que ha debido pensar el joyero australiano Stefano Cantur, artífice del magnifico collar lucido por Nicole Kidman en una de las escenas de Moulin Rouge: mil trescientos ocho diamantes, un zafiro y una esmeralda engarzados en oro de 18 quilates que contribuyeron a dar el efecto de esplendor aristocrático deseado por el director, Baz Luhrmann.

Hace aproximadamente dos meses, el anuncio de la salida a subasta de la fastuosa joya provocó el entusiasmo de los coleccionistas, expertos y seguidores de la actriz australiana dispuestos a pagar los 200 millones que esperaba recaudar la prestigiosa firma Christie’s con su venta.
Cuando todo estaba preparado en Nueva York y escasas horas antes del comienzo de la puja, el diseñador decidió que no podía deshacerse de una creación a la que tiene tanto apego sentimental; Stefano Cantur se excusó con los responsables de la casa de subastas argumentando que amaba demasiado el collar para venderlo: "Se dio cuenta de que no quería apartarse de él", ha declarado un portavoz de Christie’s al rotativo New York Post. "Admira tanto la pieza que ha querido que forme parte de su colección personal".

De haber conseguido la cantidad prevista, el collar, lucido tan magistralmente por la cortesana Satine, se habría convertido en la más valiosa pieza de joyería aparecida jamás en la gran pantalla.

Más sobre: