Tras haber sido aplazada en dos ocasiones, la gala de los Emmy se celebrará el 4 de noviembre

Los atentados terroristas de Nueva York y Washington primero y el ataque aéreo sobre Afganistán, días más tarde, obligaron a suspender la entrega de premios

by hola.com El 16 de septiembre era la primera fecha señalada para celebrar la gran noche de la pequeña pantalla en el Shrine Auditorium de Los Ángeles, el mismo escenario que ha albergado los Oscar en los últimos años -la próxima edición tendrá lugar en nuevo recinto construido al lado del teatro Chino-, pero los trágicos acontecimientos que golpearon a los Estados Unidos pocos días antes, obligaron a aplazar la entrega de los premios Emmy. Incluso se llegó a pensar en su suspensión definitiva. Los productores decidieron, finalmente, seguir adelante y fijar una nueva fecha, el 7 de octubre, eso sí, sería una gala mucho más austera, en recuerdo a las víctimas del ataque terrorista: ni glamour, ni alfombra roja, ni chistes con tintes políticos, ni fiestas posteriores a la entrega de los galardones, sólo una sencilla cena de unidad.

Intento fallido
Pero esta vez, que debido a la reticencia de algunas de las estrellas a volar iba a ser una emisión conjunta desde el Shrine Auditorium y desde un estudio alquilado por los organizadores en Nueva York, tampoco pudo ser; cuando todo estaba preparado y faltaban tan sólo unas horas, la gran fiesta de la televisión estadounidense fue anulada debido al inicio de los bombardeos sobre Afganistán y el catering de lujo preparado para los 3 mil comensales previstos, repartido entre los pobres de Los Ángeles.

‘El espectáculo debe continuar’
Tras esta segunda obligada suspensión se barajó la posibilidad de un nuevo recinto con mayores medidas de seguridad, en particular una base militar, así como en varias alternativas para compensar a los premiados si finalmente quedaba anulada la ceremonia. Las especulaciones han dado paso a la certeza de que los Emmy siguen adelante. En una rueda de prensa ofrecida por la cadena de televisión CBS, su presidente, Lee Moonves, así como el responsable de la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión, Bryce Zabel, anunciaron que el show debe continuar. Será el 4 de noviembre en el Shubert Theater de Los Ángeles, bastante más reducido que el Shrine Auditorium, y la encargada de presentar el evento será, como estaba previsto desde el inicio, la actriz Ellen DeGeneres. La ocasión se aprovechará para rendir tributo a los fallecidos en los atentados.

Más sobre: