Anna Kournikova podría convertirse en la nueva 'chica Bond'

by hola.com Anna Kournikova podría ser la siguiente de una larga lista de bellezas en sucumbir a los encantos del agente secreto más famoso de todos los tiempos. Al parecer, la tenista más atractiva del circuito profesional, de 20 años, está negociando su participación en la nueva entrega de las aventuras de James Bond, -cuyo rodaje dependía hace algunas semanas de la huelga de actores británicos- la cuarta en la que Pierce Brosnan se encargará de darle vida, cuyo título, aún no definitivo, es Bond 20

De las pistas a la pantalla
Ajena a las críticas que suscitan sus actividades paralelas fuera de las pistas de tenis - sus ingresos se estiman en unos 3 mil millones de pesetas anuales pero nunca ha ganado un gran slam, y parecen ser más apreciados sus paseos por las pasarelas que sus raquetazos- muchas de ellas de sus propias compañeras de circuito y a los recientes rumores sobre una posible boda con su novio Sergei Federov, lo cierto es que Anna Kournikova acapara miradas, portadas y ahora también pantalla. Y si hace un tiempo, la atención de la joven rusa, además de en el tenis, que es su prioridad según siempre ha afirmado, se centraba en el mundo de la moda -hace algunos meses la veíamos desfilando para relojes Omega para la firma de relojes Omega- y al estilo de Cindy Crawford, y muchas otras, en los vídeo de Kournikova para poner en forma, ahora quiere demostrar que también sabe interpretar.

Su debut junto a Jim Carrey
Su debut en la gran pantalla fue en un cameo en la película Yo, yo mismo e Irene de Jim Carrey, y recibió buenas críticas, por lo que su trabajo con Pierce Brosnan podría suponer su salto definitivo y garantizar nuevos proyectos cinematográficos: "Me encantan las películas. Es algo que me fascina", ha declarado la deportista. Al parecer un portavoz de la productora de los filmes de Bond ha declarado en cuanto a la posible inclusión de Anna en la película: "Estoy seguro de que ella estaría encantada de participar". De ser así -también se han barajado otros nombres en los últimos meses, como el de Catherine Zeta Jones o Whitney Houston-, la tenista se uniría a un largo listado de bellezas que ya han sucumbido al encanto del espía al servicio de su majestad, entre las que se incluyen, Úrsula Andrés, Honor Blackman o Isabella Scorupco.

Más sobre: