Pilar López de Ayala: 'Espero que el premio me dé la oportunidad de elegir entre más propuestas'

Pilar López de Ayala, la popular Carlota de la serie Al salir de clase, protagonista de Báilame el agua de Josecho San Mateo, que se quedó a las puertas de conseguir un Goya por Besos para todos de Jaime Chavarri, se ha convertido en la actriz española del momento. A sus 23 años, la joven ha conseguido el reconocimiento de público y crítica por su interpretación de la reina Juana I de Castilla en el filme de Vicente Aranda, Juana la Loca. y vuelve a casa con su consagración en forma de Concha de Plata como Mejor Actriz del Festival de Cine de San Sebastián.

Pilar López de Ayala llegaba a la ciudad el mismo sábado por la tarde: "Estoy emocionada de verdad, no me esperaba así, ni que hubiera tanta gente esperando en el hotel", decía nada más pisar tierras donostiarras: "Además, sabía que algo podía pasar pero no me quería hacer ilusiones, porque ya había pasado antes por esta experiencia y no quería hacerme muchas ilusiones por si acaso".

Un galardón que "espero que me abra más puertas y me dé la oportunidad de elegir entre más propuestas", según afirmó. En su discurso en el Kursaal, palabras de agradecimiento para su familia, para todas aquellas personas que le han apoyado y sobre todo para Vicente Aranda "porque fue él quién me regaló este papel, que es un auténtico caramelo".

Si Pilar López de Ayala dedicó su premio a Vicente Aranda, José Luis Guerín, el otro galardonado que consiguió la unanimidad del jurado y el premio especial, por En construcción, se lo dedicó a los personajes de la película: "Ellos han sido a su manera coguionistas y codirectores de esta película. Hemos construido el filme juntos". El director, de 40 años, también recibió una gran ovación cuando se anunció el premio otorgado por la Fipresci, los críticos internacionales.

Concha de oro para la película chilena 'Taxi para tres'
Por su parte, Düzgün Ayahn, de origen kurdo, fue premiado, de forma inesperada ya que se hablaba de Michael Caine, por el jurado con la Concha como Mejor Actor por su papel de emigrante kurdo en Escape to paradise. El actor había emprendido viaje hacia Suiza el pasado viernes -fue detenido erróneamente en el aeropuerto de Sondika, en Bilbao, por su aspecto físico y se negó a regresar a San Sebastían- por lo que fue le director de la película, Nino Jacusso, el encargado de recoger el galardón.

La película chilena Taxi para tres del director Orlando Lübbert recibió, entre muestras de disconformidad de la prensa especializada reunida en el Kursaal, la Concha de Oro del festival. Mientras que el reconocimiento al Mejor Director recayó en la figura de Jean Pierre Ameis, realizador de C’est la vie. El Festival de San Sebastián cierra sus puertas hasta el próximo año, en el que celebrará sus bodas de oro, con la ausencia de las estrellas norteamericanas -sólo Harvey Keitel Harvey Keitel se acercó hasta la Concha-, el recibimiento a Ewan McGregor, un alto nivel competitivo, varios abucheos por las elecciones del jurado presidido por Claude Chabrol y un emotivo homenaje a Paco Rabal al desaparecido Paco Rabal, que ha recibido el Donostia a título póstumo.

Más sobre: