Ewan McGregor: ‘Entre Nicole Kidman y yo se creo una relación de dependencia’

‘Entre Nicole Kidman y yo se creo una relación de dependencia’

La música, los fuegos de artificio y los efectos visuales han desembarcado en San Sebastián. La llegada del protagonista masculino de ‘Moulin Rouge’, Ewan McGregor, al festival donostiarra para presentar la película, que ayer por la noche se proyectó en el velódromo de Anoeta, provocó una revolución, algo nada extraño si se tiene en cuenta los pocos nombres internacionales que han acudido al certamen.

Un musical con voz de Ewan McGregor y Nicole Kidman
Simpático y sonriente, el actor escocés se dejó hacer fotografías y firmó autógrafos a las decenas de seguidores que se acercaron a la entrada del hotel María Cristina. En ‘Moulin Rouge’, McGregor da vida a un joven escritor enamorad de la estrella del famoso cabaret, encarnada por Nicole Kidman, en el entorno bohemio del París de principios del siglo XX.

El filme, un musical que llegará a las pantallas españolas el próximo 11 de octubre, aúna los fastuosos decorados, el vestuario y el ambiente propio de la época con la música pop actual, una música para la que tanto el actor como Nicole Kidman han prestado su voz: "ha sido una experiencia nueva, porque nunca había tenido que cantar para contar una historia. Además, Moulin Rouge es la película más operística en la que he intervenido, mi primer musical".

"La química surgió de manera natural"
El nuevo Obi-Wan-Kenobi -participó en el Episodio I, acaba de finalizar el rodaje del Episodio II y ha confirmado que participará en el tercero- también se ha referido a la química que surgió durante el rodaje: "Nos lo pasamos estupendamente y Nicole es una mujer maravillosa. La química surgió de manera natural, ya que estuvimos cuatro meses ensayando, tomando clases de baile y canto y cuando pasas tanto tiempo con una persona llegas a conocerla mucho. Estábamos totalmente sumergidos en el mundo del Moulin Rouge. Al tratarse de una película tan larga, al final Nicole y yo teníamos una dependencia el uno del otro", a lo que puntualizó : "Claro, que me refiero a una relación entre una actriz y un actor cuando están trabajando en lo mismo".

Un hombre sencillo y familiar
El protagonista de Transpotting está encantado con su colaboración con George Lucas y no le importa que por la calle le identifiquen con su el personaje de la Guerra de las Galaxias que en su día interpretara el desaparecido Alec Guinnes: "Me gusta porque a los niños les encanta y vienen y me preguntan, ¿cómo funciona tu espada láser’. Lo más curioso es que también hay adultos que se acercan a preguntarme cosas de este tipo".

Alejado de la fastuosidad de Hollywood: "sólo he rodado una película allí y no vivo ni trabajo allí. Los estudios están interesados por mí, pero lo que gana una estrella está a años luz de lo que gano yo. No me importa de dónde venga el dinero, sino lo que se va a contar", Ewan McGregor es un hombre sencillo al que le gusta la vida familiar -está casado, tiene una hija de cinco años y está a punto de volver a ser padre-, aficionado a la jardinería y las motos.

Más sobre: