Las estrellas cambiarán los vestidos de noche por austeros trajes en los Emmy de este año

La 53 edición de los premios Emmy perderá gran parte de su ‘glamour’ en recuerdo de las víctimas de la tragedia vivida en Estados Unidos el pasado 11 de septiembre. El productor del espectáculo Don Mischer ha anunciado que en la ceremonia que se celebrará el próximo 7 de octubre las estrellas abandonarán sus fastuosos vestidos de noche por sencillos trajes de negocios, que no habrá público recibiendo a los actores cuando pisen la alfombra roja y que se suprimirán las múltiples fiestas que tradicionalmente se celebraban tras la entrega de los premios por una sencilla Cena de unidad.

Ellen DeGeneres presentará los Emmy
Tal y como se había previsto, la actriz Ellen DeGeneres será la encargada de conducir la gran gala de la televisión estadounidense en esta edición. Sin embargo, será Walter Cronkite quien abra la ceremonia. También como muestra de respeto por las víctimas de la tragedia se han suprimido las bromas de carácter político que tenía preparadas DeGeneres.

Aunque en un principio se llegó a plantear la anulación de la gala de entrega de los premios de la Academia de las artes y las ciencias de la televisión, finalmente se decidió que debía seguir adelante "porque mucha gente se preguntaba ¿cómo se puede interrumpir esto y dar a los terroristas la satisfacción de cambiar nuestro modo de vida?", según aseguró Mischer.

Calista Flockhart y Sally Field, en la gala
Además de los artistas que participarán en la gala, Calista Flockhart, Sally Field, Jessica AlbaWayne Brady, Rob Reiner y Andy García, entre otros, ya han confirmado su asistencia el próximo siete de octubre. Las únicas dudas, según Mischer, es la asistencia de los equipos de Sexo y la ciudad y Las sopranos, que ruedan en Nueva York.

Más sobre: