Arnold Schwarzenegger demanda a una multinacional por usar su voz y su imagen en un muñeco

Arnold Schwarzenegger, el rey de los filmes de acción, se enfrenta al que fuera su alter ego en dos de sus películas más famosas, Terminator y Terminator 2. Y es que el actor austriaco ha demandado a International Game Technology Ind, una multinacional dedicada a la producción de juegos tecnológicos, por hacer uso de su imagen y su voz en un muñeco tragaperras que simula al pérfido personaje.

Schwarzenegger, que interpretó al robot en las dos producciones que se han rodado del mítico héroe, acusa a IGT de emplear su imagen y su voz además de en los citados muñecos mecánicos, en spots publicitarios y otros productos de márketing.

Por su parte, el portavoz de IGT, Rick Sorensen ha declarado que la compañía Renobased -actual productora de los juguetes de la versión cinematográfica- tiene las licencias que permiten su producción.

Marty Singer, abogado de Schwarzenegger, sostiene, sin embargo, que su cliente "nunca consintió en aquellos derechos que se utilizara sus fotos ni mucho menos su voz".

El gabinete de abogados de Schwarzenegger presentó la demanda el pasado siete de septiembre en la Corte Superior de Justicia de Los Ángeles, pero no se ha dado a conocer hasta hace unos días por medio del representante del actor. En dicha demanda Schwarzeneger reclama la módica cantidad de cuatro mil millones de pesetas, millones que el actor considera que hubiera recibido de haber dado su consentimiento a una licencia similar.

Además el actor ha pedido que no se le asocie con productos que no respalda y aseguró estar preocupado por el uso de su nombre o su imagen en este tipo de productos.

Más sobre: