Harvey Keitel, primera y única estrella de Hollywood en San Sebastián

El actor presentó ‘Zona gris’ una dura visión sobre el Holocausto

Harvey Keitel ha sido la primera estrella de Hollywood, y presumiblemente la única, que no ha cambiado su cita con San Sebastián las estrella no van a San Sebastián tras los atentados suicidas en Nueva York y Washington el pasado día 11 de septiembre. Y es que, aunque siempre se diga que lo importantes son los filmes, lo cierto es que las presencias estelares son las que hacen que un Festival luzca en todo su esplendor.

Si bien Keitel no es un astro al estilo de otros de su compatriotas como Tom Cruise o Julia Roberts, es un actor de aquellos conocidos comúnmente como duros, cuyas respuestas secas y cortantes infunden respeto y además, uno de los mejores intérpretes de la actualidad, capaz de transmitir sentimientos con tan sólo una mirada.

Protagonista de cintas como Smoke, Bad Lieutenant, El piano, Punto sin retorno o Pulp fiction, Harvey Keitel ha recalado en San Sebastián para presentar Zona gris una dura visión sobre el Holocausto, en la que además de ejercer como actor, lo hace como productor ejecutivo: "Cuenta una historia diferente, algo en lo que mucha gente estuvo involucrada. Ya conocía a los comandos nazis, pero no es algo que haya salido en las películas. Se centra en unos acontecimientos históricos que plantean qué serían capaces de hacer unos seres humanos para vivir unos días más, si serían capaces de encontrar el coraje necesario para hacer lo que hicieron los Comandos que llevaron a cabo la única revuelta armada que se dio en el campo de concentración", ha declarado el actor.

Vestido de riguroso negro, Harvey Keitel demostró una vez más que es un hombre que se involucra hasta el final con todo lo que hace y que tiene claro que lo suyo es compaginar sus apariciones como secundario en películas con sello de Hollywood con los papeles de protagonista en las producciones independientes, ya sea en su país o en cualquier otro lugar.

Más sobre: