Las grandes estrellas del mundo del espectáculo, reunidas en un gran maratón televisivo

by hola.com Estados Unidos ha vivido su noche más solidaria. Dejando a un lado la competencia y las rivalidades, las cadenas de televisión se unieron en un esfuerzo sin precedentes para organizar en tan sólo cuatro días, un telemaratón benéfico que en otras circunstancias habría necesitado al menos dos meses de preparación. El mundo de la comunicación, del cine y de la música al unísono en un intento sobrecogedor de recaudar fondos para las víctimas del ataque terroristaa los Estados Unidos que ha conmovido al mundo.

Una gala sencilla e íntima
No hubo público, ni presentaciones, ni maestro de ceremonias, ni ensayos; el glamour y la grandiosidad con la que se suelen organizar los grandes acontecimientos en el mundo del espectáculo estadounidense cedieron su protagonismo a los sentimientos, la solidaridad y el patriotismo. Los trajes de diseño, las joyas, los espectaculares peinados y las limousinas quedaron completamente olvidados en un ambiente en el que reinó la intimidad: "No se trataba de un espectáculo grande y brillante, ni debía serlo", ha afirmado el productor de la gala, Joel Gallen, que fue bautizada con el nombre "América: un tributo a los héroes" y fue retransmitida entre los estudios de CBS en Los Ángeles y Sony en Nueva York.

Todas las estrellas mostraron su solidaridad
Y, a la llamada solidaria e improvisada de las cadenas de televisión no faltó nadie. Cada uno aportó su granito de arena como quiso, algunos con canciones, otros con poesías, otros con reflexiones: la única exigencia fue que todas las intervenciones debían ser en directo. Los nombres más conocidos del cine y de la música estuvieron allí, como quien dice, al pie del cañón, cantaron, instaron al público para que hiciese donativos, recitaron poemas, y no dudaron en sentarse ante los teléfonos para atender al los telespectadores que ofrecían sus ayudas económicas.

Así Tom Hanks, Tom Cruise y Penélope Cruz, Sylvester Stallone, Lucy Liu, Cameron Díaz, Will Smith, Cindy Crowford, que apareció por primera vez junto a su hijo recién nacido, Sally Field, Whoopi Wolldberg, Clint Eastwood, Meg Ryan, Julia Roberts, que donó dos millones de dólares (casi 400 millones de pesetas), Mark Whalberg, Cuba Gooding Jr., George Clooney, Al Pacino, Halle Berry, Andy García, Salma Hayek, Jack Nicholson, Danny DeVito, Benicio del Toro, Goldie Hawn y Kurt Russell, Brad Pitt, James Woods y Ben Stiller, entre muchos otros.

Mariah Carey y Enrique Iglesias actuaron
Fueron muchos también los que dejaron su huella musical en el escenario, un lugar creado para la meditación, adornado con banderas y cientos de velas encendidas: desde Bruce Springsteen que fue el encargado de romper el hielo con sus palabras y con la canción My city of ruins, pasando por Mariah Carey -cantó Hero-, en su primera actuación tras la recaída emocional que sufrió a principios de septiembre -la reaparición pública fue el día anterior en el estreno de Glitter- Celine Dion, retirada momentáneamente de los escenarios que entonó el emotivo tema God Bless America, Jon Bon Jovi, Faith Hill, Sheryl Crow, Billy Joel, Enrique Iglesias, Steve Wonder o Neil Young. No faltaron conexiones en directo con otros países, así U2 y Sting hicieron sus actuaciones desde Londres.

Las palabras de Muhammad Alí
Uno de los momentos más conmovedores fue la aparición de Muhammad Ali, enfermo de Parkinson, que salió al escenario acompañado por Will Smith para decir unas palabras que le salieron del corazón: "Soy musulmán. Lo he sido desde hace 20 años y quiero que el mundo sepa la verdad sobre el Islam. No estaría aquí si fuera como los terroristas lo hacen aparecer. El Islam significa paz".

Más sobre: