La huelga de actores británicos amenaza la nueva entrega de James Bond

Los productores creen que el paro podría suponer la pérdida de millones de libras

La constante amenaza de huelga que acechó durante meses a Hollywood produjo serios contratiempos en la industria cinematográfica, que tuvo que acelerar sus producciones para evitar que estas se vieran afectadas por la parada que se avecinaba. Finalmente la situación pudo resolverse; y ahora los problemas se han trasladado al Reino Unido, donde el rodaje de varias películas, entre ellas dos de las más esperadas de la próxima temporada, Harry Poter 2 y la nueva entrega del James Bond, podrían estar en entredicho debido a la posibilidad inminente de una huelga de actores británicos.

Los actores británicos de renombre se suman a la huelga
Al parecer, estrellas como Ray Winston, Kathy Burke y Ewan McGregor han sido instadas por la unión de actores Equity, -que ha intentado reunir el apoyo de intérpretes de renombre, como Julie Walters, cuyos mensajes aparecen en la página web de la asociación - para que no firmen ninguna participación en películas del Reino Unido desde el próximo 1 de diciembre hasta que se haya ganado la batalla para conseguir mejores sueldos. Ante la situación, el mismo Obi Wan Kenobi de las nuevas entregas de la Guerra de las Galaxias también ha dejado constancia de su apoyo con un mensaje que dice lo siguiente: "Estoy cansado de hacer ricos a productores y distribuidores mientras yo y mis compañeros somos explotados".

James Bond y ‘Harry Potter 2’
La posibilidad de un paro podría significar la pérdida de millones de libras si las producciones se trasladan a otro lugar. Por su parte, los dos filmes cuya producción más preocupa en este momento son Harry Poter 2 -se espera como todo un fenómeno la llegada de la primera parte que tiene previsto su estreno en España a finales de noviembre- y la nueva aventura de James Bond. . Un portavoz de la Warner Bross ha declarado que la compañía mantiene negociaciones separadas con Equity para ofrecer un trato más rentable a los actores del filme y así evitar la interrupción del filme. En cuanto a James Bond, al parecer, este podría quedarse sin su Aston Martin y sus armas última generación puesto que al parecer, sus responsables, aún no se han puesto en contacto con la unión de actores.

Un padre preocupado
Mientras, el protagonista de las últimas entregas del elegante agente británico, Pierce Brosnan, que el pasado 4 de agosto Pierce Brosnan contrajo matrimonio en Irlanda con Keely Shaye Smith, se mantiene ajeno a la posible huelga y centra sus esfuerzos en ayudar a Chris Harris, de 27 años, hijo de su primera esposa Cassandra, fallecida en 1991 de cáncer y que él adoptó. Al parecer el joven lucha desde hace tiempo contra su adicción a las drogas y al alcohol y ha encontrado su mejor apoyo en Pierce Brosnan que no ha dudado nunca en estar a su lado y pagar las abultadas cuentas de varios centros de rehabilitación. Un amigo de la familia ha llegado a declarar que Pierce: "debería recibir el premio de Padre del Año".

Más sobre: