Nicole Kidman: “El amor a mi profesión sobrepasa todo lo que se habla sobre mi vida privada”

La actriz y Alejandro Amenábar han presentado ‘Los otros’ en Madrid

by hola.com Nicole Kidman continúa haciendo frente a una agenda llena de compromisos profesionales que, en los últimos días, le está llevando a varios países europeos. Allí a donde acude crea expectación, así ha sucedido en la Nicole Kidman en la 58ª edición de la Mostra de Cine de Venecia donde se ha convertido en la máxima favorita para alzarse con el León de Oro gracias a la que se ha calificado como la mejor interpretación de su carrera en el tercer filme de Alejandro Amenábar, Los otros; lo mismo ocurrió hace apenas dos días en Londres donde presentó el filme Moulin Rouge en un pase especial organizado a beneficio de la fundación presidida por el Príncipe Carlos de Inglaterra.

Mutua admiración
Y ahora, la pelirroja actriz ha recalado en España para demostrar, una vez más, que es toda una profesional del celuloide y que no hay problema personal que pueda interferir en su trabajo. Junto a un sonriente Alejandro Amenábar, a varios de los actores del filme, Fionnula Flanagan y los pequeños James Bentley y Alakina Mann y a los productores españoles, ha presentado el largometraje en Madrid. La película llega a nuestro país avalada por el éxito que está teniendo en los Estados Unidos -lleva cuatro semanas consecutivas cuarta en la taquilla y ha recaudado más de 60 millones de dólares (más de 10 mil millones de pesetas).

Durante la rueda de prensa ha quedado clara la mutua admiración que sienten el director y la actriz; Alejandro Amenábar no ha escatimado en elogios al hablar de la protagonista de la cinta: "Esta es la película que más se acerca a mis sueños, por eso me siento satisfecho y creo que Nicole ha hecho una interpretación sublime. Por su parte, la actriz ha comentado: "Durante el rodaje no siempre estuve de acuerdo con Alejandro pero él sabía perfectamente lo que quería. Creo en la cooperación entre actor y director, debe existir un desafío permanente y un intercambio de ideas. Ha sido magnífico trabajar con él".

"Espero que en el futuro la gente piense en mi trabajo y no en mi vida personal"
Ajena al revuelo que despierta su sola presencia, Nicole no se considera una estrella de Hollywood, ella sólo quiere que se la considere una actriz. Quizá por ello su mayor deseo es trabajar en cualquier parte del mundo, en producciones más pequeñas pero: "con personas que tengan talento y con un buen guión". En cuanto al interés que despierta su vida privada, la actriz se ha preguntado muchas veces si merecía la pena lo que estaba viviendo: "Cuando entré en la academia de arte dramático no sabía muy bien a donde me dirigía. ¿Vale la pena dedicarme a esto si se habla de mi vida privada?. He decidido que sí, porque lo importante es trabajar en lo que me gusta. El amor a mi profesión sobrepasa todo lo que se habla sobre mi vida privada. No hablo del pasado y no sé que me deparará el futuro ni lo que pensaré dentro de cinco o diez años, pero hoy por hoy merece la pena". "Espero que en el futuro la gente piense en mi trabajo y no en mi vida personal", ha añadido.

Estuvo a punto de renunciar al papel
La protagonista de Un horizonte muy lejano ha reconocido que le costó hacerse con la personalidad de Grace -así se llama su personaje- y llegó a pensar, incluso, que no podría hacer la película: "Cuando llegué a Madrid por primera vez acababa de filmar Moulin Rouge, una película muy diferente. La primera semana creí que no lo conseguiría y le dije a Alejandro que se buscase a otra actriz, pero poco a poco me sentí en la piel de esta persona". Nicole también ha hablado de su estancia en la capital española durante el rodaje del filme: "Estaba muy centrada en el trabajo, no tenía tiempo de salir y no tenía ganas de hablar los demás. Esta noche -ha afirmado refiriéndose al estreno y a la fiesta posterior- estoy dispuesta a hacer amigos y a hablar con todo el mundo".

Más sobre: