Uma Thurman

by hola.com Con un espléndido físico -1,80 metros y profundos ojos azules-, que por cierto debe a su madre, una ex top model sueca y un carácter plagado de rebeldía -algo que probablemente heredó de su padre, el primer monje budista norteamericano y actual profesor en la Universidad de Columbia- a sus 31 años, Uma Thurman ha conseguido romper con la imagen de mujer fatal con la que los estudios cinematográficos quisieron identificarla en los inicios de su carrera. Actriz, esposa y madre ante todo, a sus 31 años, Uma Thurman ha conseguido romper con la imagen de mujer fatal con la que los estudios cinematográficos quisieron identificarla en los inicios de su carrera, imagen con la que, por cierto, nunca se sintió a gusto. Algunos se empeñan en ver en ella a la nueva Marlene Dietrich, otros la comparan con Lauren Bacall, pero ella se siente más cercana a Jessica Lange. Alejada del centro neurológico de Hollywood Uma vive uno de sus momentos más dulces tanto personal como profesionalmente.

La actriz se convirtió en la estrella de Cannes del año pasado al presentar en el prestigioso festival dos películas, Vatel, en la que comparte cartel con Gerard Depardeu, que acaba de estrenarse en España, y La copa dorada. Y en la edición 2001 del mismo certamen también estuvo presente, pero esta vez como protagonista de Chelsea walls, la primera película de su marido, Ethan Hawke, como director. La pareja, que tiene una hija de tres años, se conoció durante el rodaje de Gattaca en 1997, lo que supuso un cambio radical en su vida. Hasta el momento, Uma Thurman había vivido un tormentoso matrimonio con el también actor Gary Oldman, que sólo duró 18 meses, cuando tenía 19 años. Después se la ha relacionado con varios compañeros de profesión como Richard Gere, Timothy Hutton, Robert de Niro y músicos como Eric Clapton o Mick Jagger.

Pero Uma guarda el secreto del éxito: cómo ser una estrella y una buena madre a la vez. Ella tiene muy claro que "Hay un antes y un después de la maternidad. Ahora lo personal prima sobre lo profesional e intento llevarme a mi hija donde tenga que rodar". Lo cierto es que la naturaleza ha sido generosa con la actriz y hasta hace pocos meses, antes de anunciar que sería madre por segunda vez, su cuerpo no daba ninguna muestra de haber pasado por un embarazo.

La llegada de su segundo hijo colmará la felicidad de la pareja y en especial de la protagonista de Vatel que en más de una ocasión se ha expresado sobre la maternidad: "Durante años estuve pensando la vida que llevaría cuando tuviera hijos, si encontraría el padre idóneo. Ahora que soy madre, soy inmensamente feliz. Mis preocupaciones se han acabado.

Y así de bella y espléndida la actriz se enfrenta a su nueva maternidad. El hijo que espera nacerá el próximo mes de enero. Poco antes del nacimiento de su primera hija, Uma Thurman de 31 años y Ethan Hawke, de 30 decidieron alejarse un poco del ritmo frenético de la ciudad y compraron una bonita casa a las afueras de Nueva York, a una media hora en coche de la Gran Manzana, valorada en más de 200 millones de pesetas (aunque mantienen su apartamento en Greenwich Village).

Más sobre: