John Travolta

John Travolta ha vivido sepultado por el peso de Tony Manero durante décadas. Aquel salvaje de discoteca y luces de neón que interpretó en Fiebre del sábado noche quiso resurgir una y otra vez, aunque tan solo logró aproximarse a la fama anterior con el rodaje del musical Grease. Después, un relativo olvido sufragado por su intervención en diversos telefilmes de dudosa calidad.
En los noventa, aquel Travolta danzarín preguntaba nostálgico: "¿Alguien recuerda cuando se me tomaba en serio?". Y ese alguien era nada menos que el polémico Quentin Tarantino que, tras doce horas de conversación, logró convencer a aquella estrella que se apagaba para que participara, en el papel de Vincent Vega, en la taquillera Pulp Fiction. Sin duda, Tarantino devolvió a Travolta su lugar en el mundo del celuloide.
Pero el camino de Travolta parece hacer tantas piruetas como aquel Manero que se moría por bailar en viernes. Títulos más o menos taquilleros,

Más sobre: