La fortuna de Tom Cruise y Nicole Kidman podría enfrentarles en los tribunales

by hola.com Hace algunas semanas se habló del deseo de Nicole Kidman de poner tierra de por medio entre ella y el que fue su marido durante diez años, Tom Cruise marchándose a vivir a Australia con sus hijos. Ellos son el centro de su vida y según declaró la pelirroja actriz a una revista del citado país " estoy dispuesta a dejarlo todo para estar con mis hijos y disfrutar de su infancia".

Las peticiones de Nicole
El año sabático que piensa tomarse no significaría un abandono de su profesión, sino más bien un descanso y ni mucho menos una retirada del posible enfrentamiento que podría suponer el reparto de bienes generados durante los diez años que estuvo casada con Tom Cruise. Ella está dispuesta a ir a por todas La casa familiar de Los Ángeles, situada frente al mar y valorada en casi dos mil millones de pesetas es una de las cosas a repartir. Además, está en juego la fortuna del que fue uno de los matrimonios más admirados de Hollywood, que se calcula en unos 90 mil millones de pesetas, de los que Nicole Kidman reclama un 50 por ciento.

Presentó la demanda de separación días antes de su 10º aniversario
Recordemos que las leyes de divorcio que rigen en el estado de California obligan al reparto de los bienes gananciales de la pareja a partes iguales si el matrimonio ha durado más de diez años y, según parece, el protagonista de Misión imposible solicitó la demanda de separación poco antes de que ellos celebrasen la fecha, el día de Nochebuena del año pasado para evitar esto, ya que su fortuna personal supera con creces la de su mujer. Por su parte, la actriz australiana ha mantenido siempre que llevaron una vida normal de casados hasta que se hizo público el anuncio de separación a principios de febrero.

Contrario a un acuerdo
Cruise siempre ha estado en contra de acceder a las peticiones de su ex mujer por lo que está dispuesto a leer con lupa todos los puntos de la demanda interpuesta por ella ante los tribunales. Su argumento es que Nicole acumula en el banco más de 24 mil millones, cifra más que suficiente para poder mantenerse por sí sola. Claro, que los millones de la actriz no son nada comparados con los ceros que tienen las cuentas de su marido, casi 68 mil millones, que le convierten en uno de los hombres más poderosos de la industria cinematográfica.

Nicole quiere la casa de Los Ángeles
Según publica la revista estadounidense Star, el actor se aferrará al apartamento de más de 400 millones que la pareja tiene en Manhattan y a una extensa propiedad de tierras valorada en aproximadamente 1.900 millones; se cree que Nicole, sin embargo, está más interesada en la mansión de Los Ángeles.

La citada publicación afirma que, además de las grandes posesiones, la pareja también está examinando los objetos personales, entre ellos valiosas piezas de joyería, como un diamante que Nicole lució en su boda (casi 98 millones de pesetas), unos pendientes de unos 75 millones y un collar de esmeraldas engarzadas de casi 50 millones.

Más sobre: