Jack Lemmon, toda una vida dedicada al espectáculo

by hola.com Jack Lemmon se ha marchado a los 76 años en un hospital de Los Ángeles. Atrás quedan sus películas, aquellas que nos recordarán el lado más humano y cómico del actor y aquellas que mostrarán su capacidad para cambiar magistralmente de registro.

Solía atribuir su éxito a "increíbles coincidencias que nada tienen que ver conmigo". También decía que "la mejor interpretación se produce cuando se funden el actor y el ser humano". Y ese ha sido su legado.

Lo cierto es que Jack Lemmon, uno de los actores más queridos de las últimas cuatro décadas, campeó con maestría por el cine, el teatro, la radio y la televisión en un acertado baile entre la comedia y el drama que le convirtió en el mejor reflejo de la sociedad media americana.

Nominado varias veces a los Oscar se alzó dos veces con la estatuilla, convirtiéndose en el primer actor en conseguir este galardón en dos categorías diferentes. En 1955 lo logró como actor de reparto por Mr. Roberts y en 1973 como actor principal en Salvad al tigre . A raíz de su primera película en el cine, que tan sólo duró quince días en cartel, consiguió, gracias al especial magnetismo que supo siempre transmitir a través de la gran pantalla, colarse entre los más reconocidos. En 1955, tan sólo dos años después de haber estrenado La rubia fenómeno, encabezaba la lista de las diez estrellas del mañana promovida por las revistas Motion Picture Herald y Fame.

Billy Wilder le convirtió en un monstruo de la comedia y la mítica película Con faldas y a lo loco de 1959, fue el inicio de una duradera amistad que dio como resultado numerosos e inolvidables filmes, así como magistrales interpretaciones de actor: El apartamento, por cuyo papel fue nominado a un Oscar, Irma la dulce y ¿Qué pasó entre tu padre y mi madre son títulos con los que Jack Lemmon ha escrito historia en el cine. Billy Wilder diría en una ocasión: "La felicidad es trabajar con Jack Lemmon".

Más sobre: