El zoológico de Los Ángeles niega la versión de Sharon Stone sobre el accidente de su marido

Jay Kilgore, cuidador del dragón de Comodo, afirma que fue él, y no Phil Bronstein, quien logró calmar al animal

Hace unos días el marido de Sharon Stone, Phil Bronstein, era atacado por un dragón de Comodo durante una visita al zoológico de Los Ángeles. El periodista fue mordido en el pie cuando se introdujo en el interior de la jaula para contemplar de cerca al animal, una rara especie indonesia de lagarto.

Horas más tarde, la protagonista de Instinto Básico, aun agitada por el susto, narraba a los medios de comunicación como su valiente esposo logró quitarse al dragón de encima ante la inactividad del cuidador del mismo. "Phil agarró las mandíbulas del lagarto, las abrió y logró escapar por una pequeña puerta", afirmó la popular actriz.

Estas declaraciones de Sharon no han gustado nada al cuidador del reptil, Jay Kilgore, que asegura que fue él, y no Bronstein, quien logró reducir al animal. "Yo peleé con Komo (nombre del reptil), forcé sus mandíbulas para que soltara la pierna de Phil", ha declarado el empleado del zoológico. 'Komo con toda la calma del mundo agarro a Phil por el pie y empezó a zarandearlo. Entonces yo sujeté a Komo por el cuello hasta casi estrangularlo, y de esta forma conseguí que estuviera quieto uno o dos segundos. Cuando el dragón abrió la boca para respirar, soltó a Phil de sus garras", añadió.

Según Kilgore, la estrella de Hollywood permaneció inmóvil y fue incapaz de reaccionar al contemplar el ataque. "Ella se quedó quieta gritando, estaba completamente histérica -recordaba Jay- sólo actuó cuando Phil salió de la jaula haciéndole un torniquete con un pañuelo que llevaba al cuello".

Una historia de película
El director de San Francisco Chronicle, que se recupera satisfactoriamente en su casa de la intervención quirúrgica a la que fue sometido, concedió una entrevista a su periódico demostrando tener un extraordinario sentido del humor. El periodista afirmó que está deseando regresar a su trabajo y calificó el incidente que ha sufrido como "terrible y desgraciado", aunque consideró que "podría servir de guión para una película de super éxito: una historia donde están involucrados una estrella de cine y un dragón".

Más enamorados que nunca
Las imágenes hablan por sí solas. Aunque se había difundido el rumor de que entre la pareja existía una grave crisis que podía llevarles incluso a la separación, Sharon y Phil se han mostrado más enamorados que nunca en los últimos días.
La actriz está totalmente volcada en el cuidado de su esposo, al que acompaña diariamente al hospital para las curas.

Más sobre: