Pamela Anderson se vuelca en el cuidado de sus dos hijos, Brandon y Dylan

by hola.com La intención de Tommy Lee era sorprender a su hijo mayor, Brandon, celebrando una gran fiesta en su mansión de Malibú por su quinto cumpleaños. El ex marido de Pamela Anderson se ocupó personalmente de todo y preparó cada uno de los detalles que debían hacer de la reunión uno de los momentos más felices en la vida de su hijo. Pero el popular rockero no pudo predecir lo que ocurriría, y lo que debía ser un día alegre y feliz se convirtió en una pesadilla. La trágica muerte de uno de los niños invitados, el pequeño de cuatro años, Daniel Karven, que Daniel Carven se ahogó en la piscina sin que nadie de los presentes se diese cuenta, ha puesto en boca de todos la falta de vigilancia y seguridad en la casa, así como la posible culpabilidad del anfitrión de la fiesta. Se ha llegado a hablar incluso de una multa de 13 mil millones de pesetas.

Volcada en sus hijos
Pamela Anderson, que por motivos profesionales no estaba el fatídico día, recibió una llamada de su ex marido cuando los servicios de emergencia aún intentaban reanimar a Daniel. Desde el primer momento, la actriz apoyó a Tommy Lee y salió al paso con declaraciones que defendían al cantante: "es un padre estupendo, aunque muchas personas estén intentando decir que es culpable. Quien le conoce bien, sabe que eso no es cierto".

El siguiente paso de la que fue una de las famosas vigilantes de la playa ha sido volcar toda su atención en Brandon, de cinco años y en Dylan, de tres. Es evidente que la protagonista de Barb wire quiere que el trágico suceso afecte lo menos posible a sus pequeños y no se convierta en un trauma, sobre todo teniendo en cuenta que ocurrió en casa de su padre mientras todos los niños se bañaban en la piscina y un día tan señalado como el cumpleaños de Brandon.

Ropa cómoda y deportiva
Pendiente de ellos en todo momento, Pamela, demostró que es toda una mamá, capaz de ir de compras, atender sus caprichos o coger a uno en brazos y al otro de la mano mientras cruzan la calle. La actriz, además, ha inculcado en su hijos su peculiar manera de vestir. Como nos tiene acostumbrados, eligió un atuendo cómodo y deportivo, aunque siempre con el toque sexy que ella sabe dar a cada una de sus apariciones; los pequeños, que llevan el pelo largo, vestían con gorras, camisetas y pantalones muy anchos.

Más sobre: