Michael Douglas recibe un premio humanitario en Los Ángeles

Lleva años demostrando que, a pesar de ser hijo de uno de los actores más respetados de la gran pantalla, ha sabido labrarse su propio camino y encontrar su hueco en la industria cinematográfica de Hollywood.

Además de su éxito profesional que se ha visto recientemente renovado con su actuación en dos películas, Jóvenes prodigiosos y Traffic que le han valido, sobre todo esta última, los aplausos de la crítica, ha vuelto a encontrar la felicidad junto a Catherine Zeta-Jones, con la que contrajo matrimonio el pasado noviembre en una espectacular ceremonia celebrada en el hotel Plaza de Nueva York.

Un actor comprometido
Pero una de las facetas más desconocidas del actor es su labor humanitaria, que le ha llevado no sólo a colaborar con numerosas causas benéficas, sino a la creación en 1991 de una fundación sin ánimo de lucro para ayudar a mejorar las condiciones de vida de los más necesitados, promover la paz entre los países y preservar el ecosistema para las generaciones futuras. Además, otra de las preocupaciones del actor es el tema del desarme nuclear.

Catherine Zeta-Jones, la gran ausente
Tanto esfuerzo debía valer un reconocimiento. El pasado 25 de junio, Michael Douglas recibió un galardón que premiaba su interés y apoyo a este tipo de labores humanitarias. Aunque en esta ocasión el actor no pudo estar acompañado por su mujer -Catherine Zeta-Jones tuvo que viajar a Gales hace unos días para asistir al entierro de su abuela Kathleen- sí contó con el apoyo de su padre, el mítico Kirk Douglas, que el próximo mes de diciembre cumplirá 85 años, con el que protagonizó un emotivo abrazo.

El exclusivo hotel Beverly Hilton de los Ángeles fue la sede del acontecimiento en el que el protagonista de The game también estuvo arropado por numerosos amigos como el actor Bob Saget, que fue acompañado de su hija Audrey o Pat Riley, el entrenador del equipo de baloncesto Los Ángaeles Lakers.

Más sobre: