Daniel Karven, el pequeño de cuatro años que murió ahogado en la piscina de Tommy Lee y Pamela Anderson

El pequeño Daniel Karven, de cuatro años, acudió emocionado a la fiesta de sus amigos, Brandon, de cinco años, y Dylan, de tres, hijos de Pamela Anderson y Tommy Lee. Con motivo del quinto cumpleaños del hijo mayor de la pareja, Brandon, Tommy Lee quiso sorprender al pequeño con una fiesta en su mansión de Malibú.

Una terrible tragedia
Nadie podía imaginar que la fiesta iba a desencadenarse en una tragedia. Pero así fue. Los niños jugaban en el jardín de la lujosa residencia y de vez en cuando se daban un pequeño chapuzón en la piscina. De pronto dos de los padres invitados al cumpleaños se dieron cuenta de que uno de los niños flotaba boca abajo en la piscina. Rapidamente rescataron al pequeño del interior de la piscina y le realizaron las tareas de primeros auxilios mientras Tommy Lee avisaba a los servicios de emergencia. Pero era demasiado tarde. David Karven, se había ahogado. A pesar de que allí mismo se le práctico la respiración boca a boca y se le trasladó al hospital más cercano no se pudo hacer nada por salvarle.

Traslado en ambulancia hacia el hospital
Daniel Karven tenía cuatro años y era hijo de productor de televisión James Veres y la actriz alemana Ursula Karven. La familia era amiga y vecina del rockero. Cuando ocurrió la tragedia la madre de Daniel acudió inmediatamente desde su casa. Cuando llegó estaban los servicios médicos y la policía. Sin dar crédito de lo ocurrido, Ursula Karven presenció el dramático momento en que su hijo era trasladado en una camilla hasta el hospital, tal como podemos ver en las imágenes.

Tommy Lee podría ser obligado a pagar cerca de 13.000 millones de pesetas
Nada más enterarse de lo sucedido, el padre del niño, que calificó la muerte de su hijo como algo "imperdonable", está considerando entablar una acción judicial contra Tommy Lee. El rockero podría ser sancionado con una multa de 13.000 millones de pesetas. Las palabras de James Veres al enterarse de la pérdida de su hijo fueron estas: "Era una fiesta de cumpleaños como tantas otras pero está claro que no había suficiente vigilancia en la piscina. Es inexcusable y me resulta desolador. He perdido a mi hijo. Alguien ha dicho que llevaba puesto un flotador, pero yo no he visto indicios de que fuera así No sé que voy a hacer ahora. Tengo que hablar con la policía para enterarme de que ocurrió realmente".

El trágico suceso fue 'un accidente'
Al parecer, había una niñera al cuidado de los niños mientras se bañaban, pero no se percató en ningún momento de que Daniel tenía problemas debido a la cantidad de juguetes flotantes que había en esa zona de la piscina. Diversos agentes de la sección de homicidios interrogaron a Tommy Lee y a los invitados de la fiesta después de que el niño se ahogase, pero tras conocer el resultado de la autopsia llegaron a la conclusión de que se trataba de un accidente.

Más sobre: