El marido de Sharon Stone, Phil Bronstein, atacado por un dragón

El animal le desgarró el dedo gordo del pie y arrastró su cuerpo ante la aterrada mirada de la actriz estadounidense

by hola.com El marido de Sharon Stone, Phil Bronstein, fue atacado por un ejemplar de dragón de Comodo durante la visita que realizó la pasada tarde del sábado al zoo de Los Ángeles.
Las graves heridas que el animal le causó en el pie, motivaron que el magnate de la prensa tuviera que ser ingresado de urgencias en un hospital, donde fue intervenido quirúrgicamente.

Todo ocurrió cuando Bronstein acudió al zoo, invitado por el director del mismo, junto a su esposa, Sharon Stone, y el hijo adoptivo de ambos, Roan, para celebrar el día del padre. Ante su deseo de contemplar de cerca a los espectaculares dragones de Comodo, procedentes de Indonesia y famosos por sus grandes dimensiones -miden más de tres metros-, Phil Bronstein entró en la jaula de uno de ellos junto al cuidador del mismo.
El periodista llevaba unas zapatillas de deporte pero se descalzó al saber que el lagarto se alimentaba de ratones blancos y podría confundir su pie con su próxima comida. Esta medida no evitó que el animal le atacase, atrapara su pie con la boca y arrastrara todo su cuerpo.

Escapó por una pequeña puerta
Según declaró la protagonista de Instinto Básico, que contempló aterrorizada la escena desde fuera de la jaula, su marido pudo agarrar las mandíbulas del lagarto y abrirlas. A continuación se escapó por una pequeña puerta, mientras el cuidador lo espantaba.
Tras recibir un antibiótico en el zoológico, el director de San Francisco Chronicle fue trasladado al hospital. El desgarro del dedo gordo, que estaba prácticamente separado del resto del pie, motivó la rápida intervención quirúrgica, y los médicos tuvieron que unirle varios tendones.

Se recupera satisfactoriamente
A pesar de que estos animales segregan un veneno que podía haberle provocado una grave infección, Bronstein se recupera satisfactoriamente del desagradable incidente.
"Ha sido horrible, yo estaba fuera, viéndolo todo, y no podía hacer nada", declaró Sharon Stone, quien en ningún momento ha echado la culpa a la gente del zoo.
Lora LaMarca, portavoz del lugar, dijo que el dragón, de cuatro años, es muy tranquilo y "el ataque fue totalmente inesperado".

Más sobre: