Angelina Jolie en el estreno de 'Tomb Raider', su nueva película

Angelina Jolie la nueva estrella rebelde del cine estadounidense asistió ayer a la presentación de su nueva película, Tomb Raider que de seguro supondrá el espaldarazo definitivo a una ya de por sí creciente carrera profesional que suma en su haber dos globos de oro por las series de televisión George Wallace y Mía en 1997 y 1998 respectivamente y un oscar por Inocencia Interrumpida.

Muchos seguidores
La premiere del filme tuvo lugar en el Mann Village Theatre en Westwood, California y a ella asistió su protagonista con ese aspecto al que cada vez nos tiene más acostumbrados: pantalón de cuero negro y camiseta a juego, melena lacia y negra y tatuajes a la vista. De hecho, los tatuajes que adornan su anatomía, son una de sus pasiones, sobre todo destaca el del estómago, una inscripción en latín que dice: Quod me nutrit me destruit ( Lo que me alimenta me destruye). La actriz, de 26 años, y casada en segundas nupcias con el cineasta Billy Bob Thornton, estuvo acompañada por su inseparable hermano, el director de cine James Haven, dos años mayor que ella, y muy parecido físicamente, que siguió el estilo de moda impuesto por la joven y también se decidió por la ropa negra de cuero.

Los asistentes
Entre los asistentes al pase de la película estuvieron Michelle Trachtenberg, Jessica Alba, Matt LeBlanc, el popular Joey de la serie Friends, Thora Birch, la hija adolescente de Kevin Spacey en American Beauty, James Van Der Beek, conocido por su papel en la serie Dawson crece, Bill Paston, entre cuya filmografía destaca su participación en Terminator, Titanic, U-571 o Límite Vertical y Brian Austin Green, el famoso David de sensación de vivir, entre otros muchos rostros conocidos.

El filme, que se estrenará el próximo 22 de junio en España, recrea las aventuras de la arqueóloga más famosa de los videojuegos, la intrépida Lara Croft, papel para el que Angelina debió prepararse a fondo sometiéndose a un duro entrenamiento físico durante más de seis meses. El rodaje se desarrolló entre Camboya y Londres, lo que supuso una prueba aún más dura para la actriz: estar separada de su marido más tiempo del que hubiese deseado ya que Billy Bob Thornton tiene miedo a los aviones. Aún así, el esfuerzo está recompensado, ya que ha podido trabajar junto a su padre, John Voight, que en la película también encarna al progenitor de la valiente arqueóloga.

Más sobre: