Brillante broche de oro de la 54ª edición del Festival de Cannes

by hola.com Melanie Griffith y Antonio Banderas se reservaron un alto porcentaje de encanto y glamour para entregar la Palma de Oro, el máximo galardón del Festival de Cannes. En una gala de lujo, que contó con la presencia de rostros estelares, el preciado premio recayó en La stanza del figlio, la última obra del actor y director italiano Nanni Moretti, que el día anterior había recibido también el prestigioso reconocimiento de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica. La organización de críticos afirmó que otorgaba el galardón: "por la descripción de la destrucción de una familia unida después de la muerte de un hijo". Este mismo filme se alzó con doce candidaturas a los premios David de Donatello, de los que consiguió tres.

Laetitia Casta, sabor oriental
El premio a la mejor interpretación masculina fue para el joven Benoit Magimel por su trabajo en La pianista; Isabelle Huppert fue distinguida con el reconocimiento cómo mejor interpretación femenina, por su trabajo en el mismo filme. Poco después, subía al escenario el director de la película, Haneke para recoger el tercer galardón, el Gran Premio del Jurado de manos del también realizador Emir Kusturica y de Laetitia Casta.
Laetitia Casta La modelo volvió a elegir el kimono, al igual que hiciera para asistir a la apertura del certamen cinematográfico; fue justamente por esas fechas cuando se confirmó la noticia del embarazo de Laetitia Casta.

Mejor dirección
El premio a la mejor dirección ha ido o ex aequo a Joel Cohen y David Lynch por por El hombre que no estuvo allí y Mulholland drive. El galardón para el bosnio Danis Tanovic por su trabajo como guionista en No man’s land fue uno de los más aplaudidos, ya que ataca las diferencias raciales y la guerra. En la competición oficial se han proyectado durante dos semanas un total de 23 películas de 12 países, entre ellas la española Pau i el seu germa de Marc Recha.

Más sobre: