Primera aparición en público de Brooke Shields y Chris Henchy tras su boda

La pareja se caso en secreto el pasado 4 de abril en una isla situada cerca de la costa de California

by hola.com Brooke Shields atraviesa uno de los momentos más dulces de su vida, tanto en lo profesional como en lo personal. La actriz, que ha conseguido el reconocimiento gracias a su participación en la serie De repente Susan, apareció radiante junto a su marido, Chris Henchy con motivo de la entrega de premios Lucille Lotel Awards relacionados con el mundo del teatro de Broadway. Haciendo gala de la belleza que la lanzó al estrellato cuando era tan sólo una adolescente, muy sonriente y siguiendo las últimas tendencias de la moda con un vestido negro de corte asimétrico, Brooke paseó su amor por el teatro donde se celebró el evento.

Rumores de embarazo
Tras el fracaso de su matrimonio con André Agassi, la bella protagonista de El lago azul ha vuelto a encontrar la felicidad junto al guionista y productor de televisión, con el que se casó en secreto el pasado 4 de abril en Isla Catalina, situada cerca de la costa californiana. La pareja, que según se ha publicado en algunos rotativos, podría estar esperando su primer hijo, se conocieron gracias a la televisión, medio en el que ambos destacan, cada uno en su campo, ella interpretando y él escribiendo. Como prueba de su amor, Brooke, se tatuó el nombre de su entonces novio en el tobillo y, poco tiempo después, Chris le regaló un magnífico anillo de compromiso en el transcurso de unas idílicas vacaciones en México.

Una romántica boda
Tan sólo nueve meses después se daban el sí quiero en un incomparable y paradisíaco marco, una residencia privada situado en lo alto de Isla Catalina y rodeada de casi dos hectáreas de exuberante vegetación tropical.
Fieles a la discreción con la que siempre han llevado su relación, la pareja decidió que quería una ceremonia sencilla y muy íntima, tanto, que los ocho invitados que asistieron al enlace recibieron la invitación in situ y creyeron, hasta el último momento, que iban a una fiesta en lugar de a una boda.

El éxito llegó gracias a la televisión
Brooke Shields, que actualmente tiene 35 años, dos menos que su marido, se dio a conocer, con tan sólo 13 años, gracias a su papel de prostituta en la película Pretty baby; pero fue la espectacular y juvenil belleza, que alcanzó su máxima expresión en El lago azul, la que la convirtió en el ídolo y sueño de miles de jóvenes de todo el mundo.
Su carrera en el cine está marcada por los altibajos pero la actriz, que se graduó en literatura francesa en la Universidad de Princeton, ha conseguido el reconocimiento profesional en un medio, la televisión, que se ha convertido en gran cantera de actores y actrices.
La serie De repente Susan, que se ha mantenido en antena desde 1996 hasta el año pasado, le devolvió la oportunidad de demostrar que no era tan sólo un bonito rostro.

Más sobre: