Jane Fonda recibe un homenaje en el Lincoln Center de Nueva York

La actriz, resplandeciente con un espectacular traje rojo, acudió acompañada de su hermano Peter

Como en las grandes ocasiones, y esta era sin duda una de ellas, el imponente Lincoln Center de Nueva York se engalanó para recibir a decenas de rostros conocidos y personalidades del mundo de las artes y la cultura, en general, y del cine en particular. La cita era casi de obligado cumplimiento; una de las estrellas más sobresalientes que ha dado Hollywood, hija, hermana y madre de actores y ex esposa (se casaron el 14 de agosto de 1965 y se divorciaron el 16 de enero de 1973) de uno de los realizadores más prolíficos del celuloide, el recientemente desaparecido Roger Vadim, recibía un merecido homenaje. Y es que, aunque Jane Fonda o Hanoi Jane, apodo con la que se la conoce en el mundillo, vive hoy alejada de las cámaras, no del cine, - su hijo Troy, nacido de su matrimonio con Tom Hayden, es actor- lo cierto es que ha cosechado una extensa y productiva trayectoria profesional.

Jane ha vuelto a sonreír una vez superados los duros momentos que siguieron a la separación de su tercer marido, Ted Turner, tras nueve años de matrimonio, y ha demostrado que, a sus 63 años, su estrella sigue incandescente y quizá, con más fuerza que nunca. Como ya informaba hace algunas semanas la revista ¡HOLA! en una entrevista exclusiva con Jane Fonda, a pesar de poseer una gran fortuna, reside actualmente en un pequeño apartamento hecho en una antigua fábrica de algodón en Atlanta. En la ciudad de los rascacielos demostró, una vez más, por qué está considerada una de las mujeres más elegantes del momento.

La protagonista de Barbarella eligió un modelo de noche rojo cuyo escote dejaba un hombro al descubierto, un estilo, el de Jane Fonda, de plena tendencia que arrasa esta primavera.

En esta especial velada, Jane contó con el apoyo de numerosos amigos y conocidos, entre ellos actrices cómo Debbie Reynolds y Sally Field, que actualmente triunfa en las pantallas con la comedia Dime que no es verdad. No podía faltar alguien muy allegado a la artista, su hermano Peter, también actor, con quién llegó a la fiesta.

Más sobre: