Jane Fonda solicita el divorcio de Ted Turner

El magnate de televisión asegura que le supuso un 'shock' que la actriz le anunciara su conversión al cristianismo

La actriz Jane Fonda presentó el pasado lunes ante la corte del condado de Fulton, en el estado norteamericano de Georgia, la demanda de divorcio que pondría fin a su matrimonio con el magnate de televisión Ted Turner.

En la solicitud presentada por Jane se argumenta que el matrimonio ‘se ha roto de forma irreparable’ y que ‘no hay esperanza de reconciliación’. También se especifica que la pareja ya ha acordado como se van a dividir sus bienes aunque ninguno de los dos ha querido que se haga público el acuerdo al que han llegado.

La demanda de divorcio ha coincidido con unas declaraciones de Ted Turner publicadas esta semana en The New Yorker en las que aseguraba que parte de la ruptura se había debido a la decisión de su esposa de convertirse en cristiana practicante.

La conversión al cristianismo de Fonda
"Antes no era religiosa y fue un shock que después de tantos años de matrimonio me dijera esto", precisó Turner en la entrevista. El fundador de la CNN afirmó que la actriz decidió convertirse sin consultarlo previamente con él y que ese era un gran cambio para una esposa. Por su parte, Jane indicó que decidió no discutir el tema con su esposo "porque me habría convencido de que no lo hiciera".

La ruptura del matrimonio de Ted y Jane coincidió con la pérdida de control de su empresa Turner Broadcasting en la reorganización de AOL Time Warner. Turner aseguró en la citada entrevista que vivió momentos tan duros que incluso llegó a pensar en el suicidio.

El tercer matrimonio de ambos
Cuando Jane Fonda y Ted Turner se casaron en 1991 era la tercera vez que ambos contraían matrimonio. En el 2000 anunciaron su separación y poco después Jane afirmaba: "es una excelente persona, generosa. Era como un niño perdido que me necesitaba, y yo necesitaba a alguien que me necesitara. No he querido a nadie tanto en mi vida".

El francés Roger Vadim fue el primer marido de la actriz, con él tuvo a su hija Vanesa, que ahora tiene 33 años. Jane Fonda se casó después con el político Tom Hayden, al que apoyó activamente en su lucha por llegar al Congreso americano, aunque finalmente no lo consiguió. Con Tom tuvo a su hijo Troy, que tiene 24 años y desea continuar con la tradición artística de los Fonda.

Ted continúa ocupando un lugar importante en el corazón de Jane, quien asegura que: "El amor de verdad no se acaba nunca. Yo siento verdadero amor por Ted. Y no creo que se acabe". A pesar de haber solicitado el divorcio, la actriz que hizo internacionalmente conocido el aeróbic continúa luciendo el anillo de su boda con Turner. "Llevo el anillo de mi boda con Ted y el de mi boda con el padre de mi hijo Troy. Los llevo porque todos siguen teniendo un sitio en mi corazón. No llevo el de Roger Vadim porque nunca me regaló un anillo. Decía que eso era demasiado burgúes".

Más sobre: