Gary Oldman y Donya Fiorentino se separan

Después de cuatro años de matrimonio la pareja ha decidido divorciarse por ‘diferencias irreconciliables’

by hola.com Después de cuatro años de matrimonio, Gary Oldman y su mujer, Donya, han pedido la separación en la Corte Superior de Los Ángeles.
El motivo que han presentado los abogados del actor en la demanda de divorcio ante el tribunal es la de ‘diferencias irreconciliables’.
La pareja, que se casó en 1997, tiene dos hijos, Gulliver de cinco años y Charlie de dos.
Para el villano del Quinto elemento este era su tercer matrimonio. El primer enlace del actor tuvo lugar en 1985 con la actriz Lesley Manville, de la que se divorcio en 1990 y con la que tuvo un hijo, Alfie. Su segunda boda fue ese mismo año con la actriz Uma Thurman de la que se separó en 1992, con una escandalosa ruptura que fue portada de todos los medios de comunicación.

El malvado ideal
Gary Oldman nació en Inglaterra, pero hace ya muchos años que Hollywood le ha adoptado como su ‘malvado’ ideal. Es tan bueno haciendo de malo que en los últimos años sólo le ofrecen papeles de ese estilo, como el que interpreta en su última película, Hannibal.
El actor británico justifica esta fijación a su versatilidad como actor y en su acento inglés que, a los ojos de Hollywood, lo convierten en el perfecto malo. "Siempre nos han visto así. Cuando necesitan un personaje retorcido le ponen acento inglés. Hay que tener presente que el único día al año en el que la meca del cine está de vacaciones, es el cuatro de julio. Y es para celebrar que se libraron de nosotros".

Más sobre: