Hollywood vuelve a la normalidad tras los Oscar

Russell Crowe y Jennifer López, entre otros actores, retoman el rodaje de sus películas.

La meca del cine está retomando la normalidad después de las fastuosas fiestas posteriores a la ceremonia de los Oscar. Tras la esperada gala, que dio como triunfadores a Russell Crowe y Julia Roberts en el apartado de mejores intérpretes, y a Gladiator y Tigre y dragón en la sección de mejores películas, algunos actores han vuelto rápidamente a los rodajes que interrumpieron con motivo de la ceremonia. Y es que aún sobrevuela una amenaza de huelga en Hollywood que tiene en jaque a las productoras.

La actriz y cantante Jennifer López, que asistió al auditorio Shrine de Los Ángeles con un llamativo vestido de trasparencias, volvía ayer al rodaje de Enough, su última película. La estrella neoyorquina de origen puertorriqueño se desplazó hasta la localidad californiana de Marina del Rey, donde tenía lugar el rodaje, y apareció vestida de camarera, un atuendo muy alejado del espectacular traje que lució en los Oscar.

Otro de los protagonistas del auditorio Shrine, Russell Crowe, también volvía al rodaje después de alzarse con una estatuilla como mejor actor por Gladiator. de la película A Beautiful Mind. Junto a Crowe, y compartiendo protagonismo en la película, se encuentra Ed Harris, candidato también al Oscar como mejor actor en esta última edición. En este filme, la estrella australiana encarna a un profesor de matemáticas que gana el Premio Nobel y que padece serios problemas de esquizofrenia.

Gwyneth Paltrow, en Nueva York
A Gwyneth Paltrow, ganadora de un Oscar como mejor actriz en 1999 por Shakespeare enamorado, se la pudo ver en Nueva York rodando The Royal Tenenbaums junto a Gene Hackman. La actriz estadounidense, habitual en la ceremonia de los Oscar, al menos en los últimos años, no asistió en esta ocasión a la cita cinematográfica más importante del año.

Y quien también se dejó ver en la jornada de ayer, aunque en la otra parte de Estados Unidos, concretamente en Los Ángeles, fue la española Penélope Cruz, una de las actrices de moda en el llamado país de las oportunidades. Precisamente, estos días la protagonista de All the pretty horses acaba de sumar otra portada en una publicación de prestigio, la de la revista Times. La actriz, como decíamos, acudió en Hollywood al estreno de la película de su amiga, Goya Toledo, Amores Perros.

Tom Cruise y Nicole Kidman
Por otro lado, Tom Cruise y Nicole Kidman, hasta hace unos meses el matrimonio más sólido del mundo del espectáculo, prosiguen sus vidas por separado. El actor asistió solo a la ceremonia de los Oscar, luciendo un corte de pelo que le da un aspecto más juvenil, y posteriormente, estuvo en una de las numerosas fiestas que Hollywood organizó tras la gala. En un momento de la noche estuvo conversando, curiosamente, con Russell Crowe, quien, según parece, mantiene una gran amistad con la ex mujer de Tom Cruise, Nicole Kidman.

Por su parte, la actriz australiana, que no asistió a la entrega de los premios de cine, se encuentra casi recuperada de la lesión de rodilla que sufrió hace unos meses. Kidman estrenará dentro de pocos meses Moulin Rouge, una película en la que también aparecen Ewan McGregor y John Leguizamo.

Hollywood, a la vista está, ha vuelto a la normalidad. Atrás ha dejado todo el glamour y la elegancia de unos actores y actrices, directores y productores, que el pasado domingo dejaron verse por la alfombra roja del Shrine Auditórium de Los Ángeles, una ciudad que, durante unas horas se convirtió en la capital del mundo.

Más sobre: