Mister Bean, un héroe en la vida real

Rowan Atkinson salva a su familia de un accidente aéreo.

by hola.com El actor cómico británico Rowan Atkinson tuvo que pilotar una avioneta sin haber dado ni una clase de piloto. Y lo hizo para conseguir que su familia y él salieran ilesos de lo que podía haber sido un trágico accidente.

La aventura, que tuvo un final feliz, podría haberse tratado de uno de los capítulos de Mister Bean, el cómico personaje que interpreta Atkinson para la televisión, al que le sale todo mal. El incidente ocurrió cuando, en pleno vuelo por cielo africano, se desmayó el piloto de la avioneta en la que Atkinson, su esposa Sunetra y sus dos hijos se trasladaban al aeropuerto de Nairobi para coger otro vuelo a Londres.

Situación desesperada
A cinco mil metros de altura y con el piloto inconsciente, la situación del popular humorista y su familia era desesperada. La nave volaba sin el piloto automático y corrían el riesgo de que entrara en pérdida en cualquier momento por un golpe de viento o cualqier otro motivo. Entonces, Atkinson tomó los mandos de la avioneta Cessna 202, en la que se convirtió en su primera clase de vuelo imprevista. Mientras, su esposa intentaba despertar al piloto dándole bofetadas y echándole agua en la cara, el popular humorista trataba de mantener en vuelo la aeronave en un intento casi desesperado por evitar la tragedia.

Después de unos veinte minutos de vuelo con el nuevo e inexperto piloto, la mujer del humorista consiguió despertar al verdadero comandante de la avioneta que, una vez repuesto, volvió a tomar de nuevo los mandos de la nave.

La avioneta llegó a su destino a la hora prevista y la familia Atkinson informó a las autoridades del aeropuerto del incidente antes de regresar a Gran Bretaña en un vuelo regular.

Aunque se desconocen las razones por las cuales el piloto sufrió el desmayo, la compañía lo ha sancionado.

"Rowan nunca había pilotado un avión, con lo que espero que haya tenido la oportunidad de ver qué sucede cuando se toman los mandos" ha declarado a la prensa inglesa el hermano mayor del humorista, Rodney.

Un hombre afortunado
Rowan Atkinson, aparte de su éxito profesional como el humorista más popular de Gran Bretaña, puede presumir de ser un hombre verdaderamente afortunado. De hecho, no es la primera vez que el famoso actor salva su vida de forma milagrosa. Rowan, un auténtico fanático de los coches deportivos y de competición, sufrió un gravísimo accidente hace poco más de un año. En aquella ocasión salió ileso al estrellarse con el automóvil que conducía, un McClaren de Fórmula 1, que se había comprado para celebrar el éxito de su la primera película de Mister Bean en la gran pantalla. Por fortuna, parece que el popular Mr. Bean está llamado a continuar haciendo reir a medio mundo durante mucho tiempo.

Más sobre: