STEVEN SODERBERGH

by hola.com Triunfó con su primera película y cuando parecía que había llegado a la cima, resbaló sucesivas veces logrando que los que le alababan le dieran la espalda. Impermeable al desánimo continuó luchando y lentamente, paso a paso, ha logrado recuperar la posición perdida. El 2001 le ha traído dos nominaciones al Oscar al mejor director pero él, consciente de la fragilidad del halago, continua trabajando, haciendo oídos sordos a los cantos de sirena de la prensa.

Más sobre: