Hollywood vive uno de sus peores momentos a causa de una amenaza de huelga

La industria cinematográfica podría perder, en los próximos meses, alrededor de 350 mil millones de pesetas.

A pocos días de la celebración de los Oscar, Hollywood vive una situación crítica. Una huelga de actores y guionistas amenaza la finalización de muchas películas -entre ellas superproducciones como Matrix 2, Matrix 3, o El planeta de los simios. Toda la industria del cine se ha puesto manos a la obra para que este contratiempo no perjudique inversiones multimillonarias. Ante el preocupante agujero económico que se avecinaría a causa de la huelga -se habla de 350 mil millones de pesetas en pérdidas-, los estudios están terminando rápidamente la mayoría de los rodajes.

Y es que hay mucho dinero en juego y, sobre todo, una reivindicación salarial de los integrantes de este particular mundo del cine. Los actores, que suman doce mil en el sindicato que los representa, y la Federación de Artistas de Radio y Televisión, que aglutina a 135.000 profesionales, convocarán una huelga si los Estudios de Cinematografía y las Cadenas de Televisión no renuevan un contrato que les afecta directamente a todos ellos.

Julia Roberts, a favor; Brad Pitt, en contra
Hasta el momento, los actores están unidos aunque también se escuchan algunas voces disonantes. Mel Gibson y Brad Pitt no terminan de estar de acuerdo con la huelga. El marido de Jennifer Aniston cree que hay intereses de por medio: "Yo no entiendo la dinámica de la huelga. Hay puntos que son estrictamente políticos; sin embargo, los egos de unos y otros están interfiriendo y no debería de ser así".

Otras estrellas de Hollywood, como Tim Robbins, Paul Newman, Susan Sarandon o Julia Roberts, creen, sin embargo, que este paro tiene utilidad. "En realidad, somos tres los que ganamos mucho dinero, pero la Unión está apoyando a los actores que cobran menos. Iremos a la huelga para ayudarnos", ha afirmado Julia Roberts.

En los últimos días, las horas de rodaje de todas las películas se han multiplicado. Pero este incremento de trabajo ha estado también acompañado de algunas críticas. Hay quien considera que la calidad de estos filmes se verá perjudicada por tanta prisa. Ya veremos. Dentro de unos meses se verán los resultados.

Más sobre: