ELLEN BURSTYN

by hola.com El papel de una camarera que decide ser ella misma y no depender de ningún hombre le valió un Oscar. Aprendió bien la lección y ante el fracaso de sus sucesivos matrimonios decidió imitar al personaje y dedicarse a lo que hacía bien: actuar. Con los años su vida está dominada por la serenidad que se trasluce en sus interpretaciones. Gran dama del teatro, a los sesenta y ocho años ha sido nominada al Oscar a la mejor actriz por interpretar a una mujer que perdió sus sueños, cosa que ella no ha hecho.

Más sobre: