JULIETTE BINOCHE

by hola.com Hierática y distinguida, su frialdad puede fundirse y aparece una mujer apasionada y fuerte capaz de amar hasta la muerte. Distante y lejana ha sabido envolverse en un halo que parece preservarla de todo mal. Convertida en la actriz francesa más internacional, sigue eligiendo con cuidado los papeles, evitando, a toda costa, encasillarse, mientras su sonrisa, que apenas se vislumbra, y el fuego de su mirada fuerzan al espectador a imaginar fantasías eróticas en las que el hielo se convierte en fuego.

Más sobre: