Kidman busca el consuelo en la música y en su amigo Iain Glen

by hola.com Nicole Kidman vive la separación con algo más de tranquilidad. Todavía lesionada de una rodilla, la actriz, nacida en Hawai pero considerada australiana, se ha quedado en la casa de la pareja, la mansión de Pacific Palisades -valorada en 2.300 millones de pesetas- y va a grabar un disco de blues en el que las letras de las canciones tratarán del amor y el desamor. "Cantar me ayuda a superar los problemas", ha dicho.

Pero también ha buscado el apoyo y consuelo en la amistad de Iain Glenn, un actor con el que rodó hace dos años La habitación azul, una polémica obra de teatro que provocó numerosos comentarios por las escenas de amor entre los actores.

Se avecinan tiempos difíciles. Dentro de unas semanas, tal vez meses, el juicio cerrará un ciclo de once años de matrimonio, aunque lo cierto es que no cicatrizará las heridas de un divorcio inesperado, extraño y terriblemente doloroso para las dos partes.

Más sobre: